Pasar al contenido principal

Salen marcas de la Fórmula E. ¿Es que ya no interesa la Fórmula E?

Audi e-Tron FE07

La Fórmula E pierde a dos marcas de prestigio mundial.

Durante los últimos días hemos conocido una serie de noticias en cascada que demuestran cómo la pandemia de la COVID-19 ha acelerado la transformación de los departamentos de competición de las marcas. Como ya les hemos contado y ustedes ya sabrán, Audi ha decidido poner fecha de fin a su paso por la Fórmula E (2021 será su última temporada), BMW ha tomado idéntica decisión y Volkswagen Motorsport cierra su departamento de competición… Y hoy, como cada martes, nos toca dar respuesta a una pregunta: ¿Es que ya no interesa la Fórmula E a las marcas?

Durante los últimos años, la Fórmula E se ha convertido en la envidia del resto de campeonatos de talla mundial. Mientras que algunos certámenes como la Fórmula 1, el DTM, el Mundial de Resistencia o el Mundial de Rallycross sufrían para atraer fabricantes, la categoría eléctrica fundada en 2014 con Alejandro Agag a la cabeza de la organización, conseguía reunir a marcas de la talla de Audi, BMW, Porsche, Jaguar, DS, Nissan o Mercedes 

De esta forma, la Fórmula E se convertía en el laboratorio para el desarrollo de coches de calle que en su día fue la Fórmula 1, con la energía eléctrica y la movilidad sostenible como bandera. Todo ello en una época en la que se ha limitado la circulación por el centro de ciudades a vehículos de combustión y en la que la Unión Europea ha decidido imponer multas millonarias a los fabricantes que superen con sus ventas un estricto promedio límite de emisiones.

La Fórmula E alcanzó su mejor momento en la temporada 2019/2020, la sexta de su historia. Por primera vez contaba con hasta ocho marcas de reconocido prestigio mundial. “Solo nos falta Ferrari”, reconocía Agag en una entrevista a nuestra publicación hermana AUTO BILD España a principios del pasado curso. Además, el monoplaza del campeonato, cuyo diseño es más espectacular y futurista que el anterior, es capaz, a día de hoy, de completar una carrera sin tener que pasar por boxes para recargar la batería o cambiar de coche, como se hacía antaño. El interés de los pilotos está ahí también y cuando se quedan sin asiento en la F1, la Fórmula E es una de sus principales opciones; y las principales ciudades del mundo ‘se pegan’ por entrar en un calendario, que, por cierto, a partir de 2021 es considerado Campeonato del Mundo. Pero, de repente, dos de los fabricantes más importantes de la parrilla de la F-E, han decidido anunciar su marcha.

 

Mazazo: Audi y BMW se marchan de la Fórmula E

Casi de forma sincronizada, dos de las marcas de mayor prestigio mundial y de la parrilla de la Fórmula E, como son Audi y BMW, han anunciado en los últimos días su marcha del campeonato, en el que han estado involucrados prácticamente desde sus inicios. Esto coincide con la llegada programada del “Gen3”, la tercera generación de vehículos de la Fórmula E, que supondrá el desarrollo de un nuevo monoplaza y un mayor gasto.

En el caso de Audi, la marca de los cuatro aros, después de haber ganado los títulos de equipos y pilotos, ha decidido centrar sus esfuerzos en el desarrollo de un innovador vehículo todoterreno para competir en el Rally Dakar a partir de 2022 y de un prototipo LMDh. Estos programas servirán para dar una gran visibilidad a la marca con unos costes contenidos. Por una parte, está claro en el Dakar irán a ganar, y seguramente contraten los servicios de los pilotos de mayor prestigio mundial (¿alguien ha hablado ya de Carlos Sainz?). Sí, el Dakar es solo una carrera, pero una de las más grandes del mundo, capaz de centrar las miradas del mundo del motor en el mes de enero.

Audi Dakar

En cuanto a LMDh, se trata del nuevo reglamento que convivirá con los Hypercars en resistencia y cuyos coches podrán competir en Daytona y Le Mans, devuelve a Audi a una especialidad que forma parte de su ADN. No olvidemos que la marca de Ingolstadt cuenta con 13 victorias absolutas en Le Mans y es el segundo fabricante con más triunfos allí, solo por detrás de Porsche, que tiene 19.

El tren motriz desarrollado por Audi seguirá siendo utilizado por los equipos cliente que los solicite en la Fórmula E, y se espera que la estructura siga funcionando a modo de equipo privado con ABT – su actual socio – o con otra marca. Porsche se quedará como única marca del Grupo Volkswagen en el campeonato.

Por otra parte, BMW ha comunicado también su salida de la Fórmula E al final de la séptima temporada del campeonato, poniendo en valor el conocimiento adquirido en el certamen eléctrico desde que empezaron a apoyarlo oficialmente (temporada 5, aunque antes ya eran socios de Andretti Autosport). En el comunicado en el que anuncian el fin de esta aventura, mencionan que “el Grupo BMW ha agotado las oportunidades de transferencia tecnológica en el competitivo ecosistema de la Fórmula E”. También se espera que Andretti Autosport continúe compitiendo en el campeonato a pesar de la marcha de su socio.

El tercer anuncio ‘catastrófico’ para los aficionados del mundo del motor de los últimos días es el cierre de Volkswagen Motorsport, el departamento de competición de la marca de Wolfsburgo. Sus casi 200 empleados serán trasladados a otra áera de Volkswagen y se pone fin al proyecto que estaba en marcha, el desarrollo del Volkswagen I.D R que ganó en 2018 Pikes Peak y que posteriormente logró otros récords. A pesar de esta decisión, el suministro de respuestos para los equipos cliente de los Polo GTi de rallyes y el Golf GTi TCR de circuitos, están asegurados.

¿Qué pasará con la Fórmula E?

monoplazas circuito electricos
 

Los programas de competición son cíclicos y actualmente estamos en un momento crítico para un compromiso a largo plazo con la participación en un campeonato del mundo como la Fórmula E. Las previsiones económicas tras la pandemia no son nada alentadoras y, como hemos visto a lo largo de la historia, a la hora de recortar son los planes deportivos unos de los principales afectados (véase el caso de Honda en F1). Programas como el Dakar, carreras cliente o resistencia pueden llegar a ofrecer un balance imagen/coste más beneficioso que el desarrollo de un nuevo coche con el que deberían competir durante varios años más… Quizás eso, a día de hoy, sea más arriesgado.

La salida de Audi y BMW es un golpe para la Fórmula E y un claro aviso para el motorsport en general. Los tiempos que vienen pueden darnos un buen susto si los costes no se ajustan tanto como sea posible. Además, el campeonato debe continuar reinventándose a nivel mediático para ofrecer una mayor visibilidad a los involucrados, tanto en redes sociales como en televisiones, donde la Fórmula E parece no haber terminado de enganchar. Quizás falte una estrella mundial al volante de un F-E, o es que el formato actual no atrae a las teles... 

Sea como sea, la nueva etapa de la Fórmula E promete ser un gran paso adelante, con una tercera generación de monoplazas que serán más ligeros y pequeños, que contarán con 470 CV de potencia y un sistema de carga rápida en 30 segundos… aunque eso puede que tampoco justifique un desembolso de más de 30 millones de euros al año para formar parte de este “Gran Circo” eléctrico, sobre todo en los tiempos que corren.

Más:

Fórmula E

Buscador de coches

Y además