Pasar al contenido principal

¿Preparados, listos...? Todos los VW ID. que llegan (con 'bonus track')

Ofrecido por E-mobility de Volkswagen
VW ID

Fabricar un coche eléctrico para todos los públicos, a precio asequible, con capacidad para cinco pasajeros y autonomía suficiente para salvar tanto los desplazamientos diarios como los viajes más largos está muy bien (sí, hablamos del VW ID.3). Es, digamos, una apuesta segura para arrancar y dar a conocer el concepto al mayor número de clientes posible.

Conseguido esto (las más de 37.000 reservas que acumula ya el VW ID.3 1st Edition es una buena prueba), llega el momento de salir de la zona de confort. Y no solo porque aquello de ir más allá de lo políticamente correcto está de moda, sobre todo porque si quieres ser líder en electromovilidad tienes que tener coches eléctricos para todos.

No ha sido una decisión de última hora. Desde el primer momento (y hace ya años de esto), Volkswagen anunció que la familia ID. sería numerosa. El compacto que todo el mundo compararía con el mítico Volkswagen Golf sería el primero miembro en llegar al mercado; pero no tardando mucho le seguirían varios hermanos que se irían posicionando en los diferentes segmentos.

VW ID.3, el compacto

El ID.3 es, a día de hoy, el ID. más conocido. Está en línea de fábrica desde mediados de noviembre y quienes han pagado los 1.000 euros de reserva que pedía el fabricante para hacer pedido cuentan los días para que les acudir al concesionario a recoger su unidad.

El primer VW ID. es un compacto. Mide 4,26 metros de longitud, es decir, poco más que el Golf, pero es más alto que este (extra de altura tiene que ver con la necesaria compensación para no perder espacio debido a que tiene las baterías colocadas en el suelo). También es más aerodinámico; de hecho, el Cx de tan solo 0,267 es una de sus cifras más llamativas.

50 fotos del VW ID.3

Sus formas son redondeadas. Del diseño solo diremos que destacan los faros Matrix LED interactivos, el logotipo bidimensional que llevan desde finales del pasado año todos los modelos de la casa y los cristales traseros oscurecidos. El resto lo puedes consultar en las 10 claves de diseño que, en forma de imágenes, hemos resumido en este enlace.

A nivel mecánico decir que estará disponible con tres opciones de batería:

  • de 45 kWh, con 330 km de autonomía. Cuenta con una capacidad de carga máxima de 7,2 kW (corriente alterna) y 50 kW (corriente continua), también disponible de manera opcional con carga de corriente continua de 100 kW. Incluso en el modelo básico, alcanza una velocidad máxima de 160 km/h
  • de 58 kWh, con 440 km. Es la que monta la versión de lanzamiento. Cuenta con una capacidad de carga máxima de 11 kW (corriente alterna) y 100 kW (corriente continua). Cuando se carga con corriente continua, se puede lograr una autonomía de 290 km en 30 minutos.
  • de 77 kWh, con 550 km. Esta batería se puede cargar en la red de corriente alterna con una potencia máxima de carga de 11 kW, mientras que la red de corriente continua ofrece hasta 125 kW

VW ID. Crozz, el SUV

Siendo los todocamino uno de los segmentos que más ventas acumulan en los últimos tiempos, sería extraño no encontrar un representante en la familia ID.

El VW ID. Crozz está pensando para llevar la movilidad eléctrica más allá de la carretera. Cuenta, para ello, con un amplio espacio de carga en el que transportar desde una bici, hasta unos esquíes o todo lo necesario para montar un picnic en familia. Para llegar más allá del asfalto tiene tracción integral y para que no importe la distancia, autonomía de 500 km.

Volkswagen ID. Crozz

La versatilidad, el espacio y la comodidad han sido las máxima en el diseño de este modelo. Prueba de ello son los asientos traseros y la consola central, muy fáciles de regular. 

VW ID. Buzz, el campero

De momento, al VW ID. Buzz lo hemos visto en forma de prototipo de furgoneta cien por cien eléctrica inspirado en la mítica camper de Volkswagen.

Que sea un concept significa varias cosas: primero, que tardaremos un poco más en verlo entrar en producción y, segundo que algunas de las innovaciones que presentan se podrían perder en el camino (por ejemplo, el volante retráctil que ya vimos en el primer prototipo del ID.3 y que de momento carece de sentido al no estar permitida la conducción cien por cien autónoma).

Volkswagen ID. Buzz

Aún así, repasamos algunos de sus puntos destacados...

Aunque parezca mentira, el ID. Buzz está desarrollado sobre la misma plataforma que el ID.3 (la MEB creada por Volkswagen para todos los eléctricos del grupo). Sus creadores han puesto especial cuidado en aprovechar al máximo el espacio para lo cual han ideado un espacio interior que tan pronto es un habitáculo de coche al uso, como se convierte en un salón con todo tipo de comodidades.

Mención aparte merecen el display que proyecta la información que necesita el conductor a la altura de sus ojos. Y los faros inteligentes de LED que se comunican de manera interactiva tanto con el conductor como con los peatones.

VW ID. Vizzion, la berlina

Su nombre adelanta que estamos ante la "visión" de Volkswagen sobre la movilidad eléctrica. 

Es una berlina de gama alta con diseño moderno, distribución inteligente del interior y con la tecnología más innovadora. Los motores eléctricos situados en el eje delantero y en el eje trasero permiten disponer de tracción total con una aceleración especialmente dinámica. Y gracias a su batería de iones de litio, que está integrada en el suelo del vehículo, tiene una autonomía de hasta 665 km.

Volkswagen ID. Vizzion

Entre las innovaciones tecnológicas hay que destacar el sistema de reconomiento facial que identifica de manera automática al conductor cuando este se acerca al coche y le abre las puertas de manera automática. También el sistema que oscurece el techo panorámico y las ventanillas cuando los ocupantes no quieren tanto sol.

Como sacado de una película de ciencia ficción, el ID. Vizzion no tiene volante y en su lugar los controles de mando son virtuales y se proyectan en el habitáculo por medio de un sistema de realidad aumentada. Solo se pueden ver con unas gafas de realidad mixta. Y es que en la berlina eléctrica de Volkswagen la conducción es cien por cien autónoma.

VW ID.R, el bonus track

Este no lo podrás conducir porque es un coche ideado por y para la competición. 

Volkswagen ID.R

El VW ID.R es un monoplaza cien por cien eléctrico que ya ha demostrado que puede con todo pulverizando varios récords: en 2018, en el legendario Pikes Peak International Hill Climb; también en la pista de carreras más exigente del mundo el Nordschleife de Nürburgring, de 20,8 kilómetros, con un tiempo de solo 6: 05.336 minutos.