Por qué deberías estar emocionado con el Peugeot 3008 2016. En serio

El nuevo Peugeot 3008 representa un cambio de etapa para el crossover de la marca. Te explicamos por qué en Top Gear le dedicamos unas líneas.

Ver galería

Hace poco vimos las primeras fotos del Peugeot 3008 2016 y, la verdad, no esperábamos una reacción brutal. Los modelos de la marca gala que no lucen las siglas GTi rara vez llevan al equipo de Top Gear a un estado de agitación. Pero resulta que deberías estar excitado ante este crossover.

Probablemente, esto ocurre porque los ingenieros de la automovilística francesa se han vuelto más realistas a la hora de analizar dónde fallaron sus antiguas propuestas. Así que ahora pueden ser más rigurosos para que las nuevas sean realmente competitivas. Y el segmento de los crossover del tamaño del Nissan Qashqai es, ahora mismo, en el que se libran las batallas más encarnizadas. Aquí no hay medias tintas.

Ver galería

Según Maxime Picat, jefe de Peugeot: “El primer 3008 estaba entre un coche y un crossover. Éste ya ha decidido qué camino tomar”. Es más resuelto y rústico, tiene mayor distancia al suelo y un frontal más atrevido.

Se trata del primer modelo llevado a cabo de principio a fin desde que Picat tomó el mando. En cierto modo, ha tenido suerte, ya que ha accedido a la plataforma aligerada EMP2 de PSA y a la nueva generación de motores. Y también ha decidido gastar dinero, especialmente en el interior. Ya hemos hablado antes del nuevo sistema de controles y de la instrumentación. Todas las versiones tienen diales virtuales frente al conductor y una pantalla central. Pero ésta es más grande si subes más escalones de equipamiento. Los gráficos, la resolución, las animaciones y la respuesta de este elemento son de alto nivel. El display central es una pantalla táctil propiamente dicha.

Como señala Picat, “en el pasado hemos ahorrado un par de euros por coche empleando procesadores de generaciones pasadas. Gran error”, añade.

Alrededor de estas pantallas hay materiales bien terminados (aluminio real para la palanca de cambios, tejidos en el salpicadero, reposabrazos con costuras en las puertas, portavasos iluminados, gomas en el fondo de los huecos para dejar objetos…). Son los detalles que explican las batallas ganadas. Los responsables de contabilidad quieren dejarlos fuera de la ecuación, pero suponen una diferencia muy importante en la impresión de calidad que da un vehículo.

La versión del nuevo Peugeot 3008 que ves en las fotografías no es la más alta de la gama; está hacia la mitad. El mes que viene, esperando una nueva ración de pre-publicidad para un producto que no estará a la venta hasta después del verano, nos enseñarán los GT: llevan faros LED, una parrilla distinta y un paragolpes que parece más serio, más austero, quizá.

Este crossover es más largo que el Qashqai. Apunta directamente a su rival francés, el Renault Kadjar. Gracias a la modularidad de la plataforma EMP2, que permite una batalla mayor que la del 308 o que la de casi todos sus rivales, el nuevo 3008 tiene mucho espacio en el habitáculo. Pero es ligero, especialmente si eliges el motor (decentemente ágil) de gasolina y tres cilindros, con 130 CV: 1.325 kg.

Las mecánicas más potentes son la de 165 CV gasolina y la 180 diésel (cifras más altas que las de la mayoría de sus contrincantes). Las ruedas más pequeñas son de 17” e incluso hay un nuevo neumático estrecho de 19” en opción, así que puedes tener cubiertas más grandes sin que el CO2 se vea penalizado.

En 2019 aparecerá un Peugeot 3008 híbrido enchufable, con el motor eléctrico comandando el eje trasero. Los ingenieros aseguran que tendrá una autonomía en modo eléctrico de unos 50 km. Te advertimos que esto no será una novedad: para esa fecha, habrá grupos mecánicos similares en el BMW X1 y en el próximo Mini Countryman.

Picat dice que veremos muchos más 3008 nuevos que antiguos. La lógica empleada es que el 308 y el 2008 son el top 2 de ventas en sus respectivos segmentos en Europa, por lo que el recién llegado debería ser capaz de hacer lo mismo en el sector de los crossover, donde la lucha crece a pasos agigantados. Por diseño, calidad percibida, espacio y equipamiento, todo indica que podría tener una oportunidad.

Tags

  • Peugeot
  • crossover
  • SUV