Pasar al contenido principal

Viejas glorias: esta es la historia del Peugeot 205 GTI

La evolución de un concepto que terminó convirtiéndose en un mito.

Ya te lo decía yo en el artículo del Renault 5 Turbo: ¡benditos sean los años 80! Probablemente, el mejor ejemplo de esta inspiración sea el coche de hoy, el Peugeot 205 GTI, el utilitario deportivo que terminó de dar sentido a este tipo de vehículos: ágiles, eficaces, divertidos y exigentes, para auténticos petrolhead que buscaban emocionarse a los mandos de un coche. Así nació y esta es la historia del Peugeot 205 GTI.

Te interesa: el Peugeot 205 GTI bate un récord...¡de precio!

Los años 70 fueron años muy convulsos para Peugeot: en 1974 se completaba la absorción de Citroën y en 1978 de las filiales de Chrysler, como por ejemplo Talbot. Fueron años de cambio y, sin duda, uno de los momentos más críticos en la historia de Peugeot y del recién nacido Grupo PSA. Peugeot se caracterizaba en aquellos momentos por una gama conservadora y poco innovadora, con grandes berlinas como el Peugeot 505. 

 

 

En 1972, Michel Boué dibujó el Renault 5 y este coche supuso un auténtico éxito y revulsivo para uno de sus principales rivales. Otras marcas apostaban claramente por este concepto de coche pequeño, práctico, barato y fiable, un segmento que estaba en alza y Peugeot se encontraba, claramente, en desventaja frente a la competencia. ¡Eso no podía ser así! La marca comenzó en 1977 el proyecto M24, el germen el Peugeot 205 que debía crear un coche que fuera una alternativa real a este tipo de utilitarios, a diferencia del mal concebido Peugeot 104, una ‘mini’ berlina que, pese a su carrocería hatchback, no llegó a convencer.

La compra de Simca en 1978 fue vital a la hora de desarrollar un pequeño utilitario, ya que esta marca sí tenía notable experiencia en este tipo de vehículos compactos. En 1983 nacía el Peugeot 205 y lo hacía con un diseño moderno y sencillo. En España el Peugeot 205 tuvo un sabor especial, ya que serían fabricados en la planta de Villaverde debido a políticas arancelarias.  Pero a nosotros nos interesa el Peugeot 205 GTI y para conocer su historia no podemos obviar la presencia del mito, el pionero, el Volkswagen Golf GTI.

 

 

Los medios de la época lo tenían claro: el Peugeot 205 GTI era una copia de concepto del primer Golf más deportivo -aquí ocho coches con el apellido GTI que no son el modelo alemán-. En 1984 nacía la versión deportiva con un motor de 1.6 litros y 105 CV, así como un aspecto exterior algo más deportivo, con sus guardabarros sobredimensionados, las llantas de 14 pulgadas o los plásticos laterales con detalles en rojo. El éxito de este concepto fue inmediato y muchos consideraron que era un auténtico sucesor del primer GTI, más incluso que el Volkswagen Golf GTI II, que pecaba de un comportamiento algo más aburguesado.

Te interesa: el nuevo Peugeot 508 se presenta en Ginebra

En febrero de 1985 el Peugeot 205 GTI se ofrecía también con una modificación mecánica para alcanzar los 125 CV, mientras que en marzo de 1986 el motor XU 5 J original de 105 CV recibía una importante renovación de la culata, pistones, bielas y otros elementos mecánicos para aumentar la potencia hasta los 115 CV. Poco después, en septiembre de 1986, se presentaba el Peugeot 205 GTi con el motor XU9 JA de 1.900cc con 130 CV y unas nuevas llantas en el exterior.

 

 

El 205 GTI se caracterizaba por su agilidad y por su diversión al volante: en esta prueba del Peugeot 205 GTI, junto con otro mito, ya de los 90, el Renault Clio Williams, puedes conocer más sobre su comportamiento dinámico. Contaba con frenos delanteros de disco ventilado, mientras que la suspensión delantera independiente le otorgaba una precisión en el eje delantero muy interesante. El fabricante afirmaba que alcanzaba 190 km/h, una cifra muy buena para la época.

El Peugeot 205 también fue una excelente base para la competición, especialmente gracias al brutal Peugeot 205 T16 creado para el Grupo B y que consiguió dos títulos de constructores y dos más de pilotos, con Timo Salonen y Juha Kankkunen a sus mandos. Ese buen comportamiento en la competición, junto con su divertido y ágil espíritu y un precio ajustado (300.000 pesetas más barato que un Golf GTI) le convirtieron en un superventas y en un éxito absoluto para la marca. El Peugeot 205 GTi está considerado como uno de los mejores utilitarios deportivos de todos los tiempos, un ejemplo de lo que debe ser un coche así: económico y divertido. ¡No te pierdas la galería para terminar de dejar el teclado lleno de babas!

PUBLIRREPORTAJE

Audi Q8: Desafíos multiplicados por 8 >>

DesafíosAudiQ8_Mejoresimágenes

Desafíos Audi Q8: ¡Tenemos las mejores imágenes del rodaje de desafío Audi Q8!

PUBLI-REPORTAJE. Traemos las mejores imágenes del desafío Audi Q8, tres videos top creados por la BBC para Audi. Así se ha comportado el nuevo SUV de Audi.