Volkswagen I.D.: saluda a la nueva leyenda de la marca

Probablemente en el año 2066 todo el mundo esté celebrando el 50 aniversario de este modelo. Quiere ser leyenda y probablemente lo conseguirá.

Ver galería

El Volkswagen I.D. es un punto de inflexión para la marca de Wolfsburgo. Se trata del primer eslabón de la electrificación de Volkswagen, el primer paso que verá la luz en 2020 para poner sobre la mesa su primer vehículo eléctrico de segunda generación, con una autonomía extendida de 400 a 600 kilómetros y capacidad de conducción autónoma. Es decir, el coche que marcará el futuro de las próximas décadas. Sin duda, es una de las grandes novedades del Salón de París 2016 del grupo alemán.

Te interesa: Audi pisa el acelerador de sus vehículos eléctricos e-tron

Volkswagen siempre ha considerado que los coches eléctricos todavía no son una alternativa suficientemente atractiva para los ciudadanos, debido especialmente a su corta autonomía. Pero a medida que los puntos de carga aumentan y la tecnología evoluciona lo suficiente como para mejorar la autonomía sin disparar el precio, la cosa cambia. El año 2020 promete ser un año importante para el sector del automóvil y también lo será para Volkswagen, cuando los coches eléctricos comenzarán a ser protagonistas de su gama.

Ver galería

De este modo, este Volkswagen I.D. anticipa también la línea estética que lucirán los coches eléctricos de Volkswagen, con líneas fluidas y aerodinámicas que ayudan a mejorar la autonomía. Bajo el capó se encuentra un propulsor de 125 kW (168 CV) aunque este detalle casi pasa a un segundo lugar con la cantidad de elementos interesantes que monta este coche: por ejemplo, es el primer vehículo en estrenar la nueva Plataforma Modular Eléctrica MEB, sobre la cual, a buen seguro, también se desarrollarán en un futuro los vehículos de otras marcas del grupo, como Seat.

La conducción autónoma e inteligencia artificial también tiene una importancia capital en este Volkswagen I.D. Se espera que esta tecnología esté lista en el año 2025 y para ello, este compacto es capaz de esconder por completo el volante bajo el salpicadero. Pero hay más: por ejemplo, el coche podrá recoger servicios de paquetería cuando no puedas estar en casa. ¿Un robot? Casi, casi.

En definitiva, Volkswagen ha tomado la decisión: el futuro es eléctrico y autónomo y desde ya van a comenzar a desarrollar esta tecnología a lo bestia. El mundo del automóvil se encamina hacia el horizonte del año 2020 con una autentica revolución en el sector: en 2025, Volkswagen espera vender un millón de vehículos eléctricos al año y cuando esta gente hace números, no los hace al azar. ¡Prepárate que vienen curvas!

Tags

  • Volkswagen
  • Volkswagen I.D.
  • Coches Eléctricos
  • Coches autónomos
  • Salón de París 2016