Prueba: Volkswagen California Beach TDI DSG 4Motion

Otra vida es posible: véndelo todo, compra una, recorre mundo.

9 10

Nuestro veredicto

Verás, no se puede ser imparcial cuando te cae del cielo lo que has deseado durante mucho, mucho tiempo. Es como si el primer día de vacaciones, ya olvidada la operación bikini (si es que existió), te piden que escojas fruta de postre en vez del helado que llevas dos meses mereciéndote. Así que no busques datos fríos en esta prueba de la Volkswagen California TDI DSG 4Motion, porque… bueno, hay cifras, claro que sí, pero, sobre todo, vas a encontrar maneras de vivir. Otra vida es posible, amigos. Sólo que cuesta, en este caso, cerca de 53.000 euros.

Empiezo por el importe para que pasemos el susto inicial rápido y podamos ir a lo que interesa: si merece la pena o no. Ya te imaginarás que mi respuesta es afirmativa. Estás ante una de las VW T6 más altas de la gama California Beach, con cambio automático de siete marchas, tracción total y un motor TDI de 150 CV. Pero lo que te llevas por tu dinero es mucho más. Tienes una casita de dos plantas y dos habitaciones con la que recorrer el mundo. La sensación de libertad que te invade cuando lo piensas es muy poderosa. ¿Pondrías precio a eso?

Al volante de la Volkswagen California T6

Por supuesto, siempre puedes escoger un propulsor menos potente (todos son diésel) para que la factura sea más asequible. Pero le costará mover las 2,4 toneladas de la VW California: es grande y necesita fuerza para impulsarse. En las arrancadas en cuesta y con la mecánica de nuestra unidad de pruebas se muestra algo remolona, así que ármate de paciencia en la ciudad. Pronto saldrás de ella; no es el lugar adecuado para un vehículo de más de cinco metros que no cabe en algunos parkings (un consejo: cuidado con el toldo). La cámara de marcha atrás y los sensores de aparcamiento suben el precio otros 1.000 euros, pero te los recomiendo.

¿Pagarías el 'pastizal' que piden por esta Volkswagen T2 Bus?

Esta autocaravana (para mí, pertenece a este género con todo el derecho, aunque tendrás que optar por la versión Ocean si quieres cocina y fregadero) debe salir a explorar, así que lánzala a la carretera. Aquí se mueve bastante mejor, se nota claramente que está hecha para devorar kilómetros y mantener velocidades de crucero decentes. El cambio DSG es una delicia: ni tirones, ni sobresaltos, ni siquiera en la posición Sport. Sólo te preocuparás del paisaje que quieres ver al despertarte a la mañana siguiente. Y de practicar los trucos de conducción económica que sepas, ya que el gasto de combustible oficial, 6,6 l/100 km, es bastante optimista. Pero con su superficie frontal y una altura de casi 2 metros, seguro que no esperabas otra cosa.

Tu recién estrenada libertad te da derecho a hacer (casi) lo que desees, así que abandona las vías principales, a lo loco, y métete en alguna secundaria. El chasis de la Volkswagen California T6 es el mismo de la generación anterior (T5), pero en esta unidad contamos con la tracción total 4Motion mediante embrague Haldex, que proporciona algo más de aplomo en las curvas. Aun así, la carrocería (en nuestro caso, con una elegante combinación de colores) se inclina en los giros, es inevitable. Tendrás que anticiparte un poco más de la cuenta en las trazadas, las frenadas… hay que llevar esta mole por el buen camino, pero no es difícil gracias a una dirección correcta. Eso sí, sería deseable un equipo de frenos con un poco más de mordiente.

Ya que es 4x4 y que en tu nueva vida vas a dedicarte a explorar (oh, perdón, hablo de MI nueva vida. Pero bueno, es válido como ejemplo), no dudes en curiosear por esos caminos en buen estado… e incluso no tan bueno. La Volkswagen California TDI DSG 4Motion viene equipada con bloqueo del diferencial y control de descenso (confieso que me entró la risa floja al verlo), así que hay armas para salir de situaciones complicadas. Con cabeza, desde luego: tu sentido común te dirá si es buena idea o no pasar por esa trialera. Y no subestimes una anchura de 1,90 m o la preciosa pintura de la que te hablaba antes quedará arruinada.

Acampados con la Volkswagen California TDI DSG 4Motion

La aventura comienza al encontrar el sitio perfecto para pasar la noche (¿al lado de un riachuelo y con las ranas croando alrededor? Lo compro). Probablemente no acusarás el cansancio, ya que la postura de conducción es cómoda: vas sentado más vertical que de costumbre, pero es lo idóneo para alcanzar un volante en un plano más horizontal de lo habitual. Tampoco has tenido que pelearte con mandos poco intuitivos y has disfrutado de un amplio espacio para todos los pasajeros, así que… todo es relax.

Aunque ahora toca trabajar un poco para montar el campamento. Si te gusta el bricolaje, ensamblar cosas, te encantará lo que viene a continuación, ya que del panel de la puerta corredera extraerás una mesa que podrás colocar en el interior o en el exterior. Dos sillas de camping aparecen en el portón del maletero (hay que aplicar bastante fuerza para bajarlo, por cierto, debido a sus dimensiones); extiende el toldo y disfruta del descanso. ¿Llueve? Traslada al ‘salón’ la tertulia: los asientos delanteros giran; sólo has de enfrentarlos a la banqueta trasera.

A la hora de dormir, echa a suertes el piso de abajo y el de arriba (la cama del techo es de serie. DE SERIE). En la planta baja, los respaldos de los asientos de la segunda fila se abaten y quedan perfectamente planos, enrasados con una estructura de prolongación para que dos personas se estiren cómodamente. Pero te aconsejo que subas y te acuestes en el colchón (también para dos) sobre el somier, encima del techo. Programa la calefacción si es necesario y disfruta de la naturaleza. La vuelta a casa, aunque allí te esperen tu ducha y tu nevera, va a ser muy dura…

Tags

  • Volkswagen
  • VW
  • Autocaravanas

Lecturas recomendadas