5 Barchettas que siguieron al Mercedes SLR Stirling Moss

Un concepto que busca el máximo de sensaciones deportivas.
Mercedes-Benz SLR McLaren Stirling Moss de 2009

Imitar conceptos del pasado siempre suele molar, aunque cuando hablamos de Barchettas de altas prestaciones, la cosa alcanza un nuevo nivel. Este tipo de coches deportivos súper exclusivos buscan rememorar las sensaciones que provocaban los coches de carreras de los años 50 o 60: sin techo, sin parabrisas y creadas para transmitir al máximo. Mercedes fue el primero en golpear en el mundo de los deportivos modernos: aquí os dejo 5 Barchettas que siguieron al Mercedes SLR Stirling Moss.

Esta exclusiva versión del Mercedes SLR fue creado por el departamento MSO de McLaren. ¿Cómo? ¿Cómo? Pues sí: el SLR nació de la colaboración entre Mercedes y McLaren, procedente de la Fórmula 1. Todos los SLR fueron fabricados por McLaren y el Stirling Moss fue la versión más exclusiva y espectacular. Vivimos tiempos gloriosos para las Barchettas ya que actualmente se están comercializando hasta tres hiperdeportivos con esta carrocería. ¡Espectacular!

Lamborghini Aventador J

coches deportivos lujo altas prestaciones barchetta

El Lamborghini Aventador J fue el sueño de un coleccionista: tomar la base del Lamborghini Aventador y convertirlo en una espectacular Barchetta, sin techo y sin parabrisas. Sin duda, hablamos de una versión súper afilada y súper espectacular: es una lástima enorme que este coche no llegase al mercado en una pequeña serie. Bajo su afilada piel encontramos el mismo motor V12 atmosférico que tiene que llegar de una manera súper nítida al habitáculo interior, por llamarlo de alguna manera. ¿El Lamborghini más espectacular d los últimos tiempos?

Pagani Zonda Barchetta

Pagani Zonda Barchetta

Pasamos de un One-off a un coche del que previsiblemente se fabricarán 3 ejemplares. El Pagani Zonda Barchetta fue creado personalmente por Horacio Pagani, como evolución final de su mítico Zonda. Su principal novedad es el espectacular parabrisas que incorpora, mucho más bajito permitiendo a los pasajeros tener unas sensaciones más puras. No tiene techo y las ventanillas también son más bajas. Con un precio de 10 millones de euros, hablamos de uno de los coches nuevos más caros de la historia: exclusividad, imagen y un maravilloso V12 atmosférico de 760 CV que suena como los ángeles.

Ferrari Monza

Si bien el lanzamiento del Mercedes SLR Stirling Moss fue algo más curioso que determinante de una moda, el lanzamiento del Ferrari Monza sí consiguió marcar un punto de inflexión en este exclusivísimo grupo de superdeportivos. Si Ferrari lo hace, todos lo hacen. El Ferrari Monza es una maravilla: de estilo claramente vintage, rememorando los grandes sport turismo de competición de la historia de la marca italiana, destaca por unas líneas elegantes y afiladas a partes iguales. Su motor V12 pone la guinda a un conjunto que no puede ser más atractivo.

McLaren Elva

McLaren fue la primera que saltó a la yugular a Ferrari con un espectacular Barchetta que se coloca en la gama Ultimate Series, tras el P1, el Senna y el Speedtail. Hablamos de un coche súper radical, sobre la base del Senna y con elementos muy racing, como por ejemplo los frenos carbocerámicos del Senna GTR y con unas nuevas pinzas de titanio. Luce un motor V8 biturbo de cuatro litros con 815 CV y 800 Nm de par y es capaz de alcanzar los 200 km/h en 6,7 segundos. ¡Menudo misil! El McLaren Elva es un gran homenaje a los míticos McLaren M1 de los años 60 desarrollados por el fabricante británico Elva (de ahí el nombre). Se fabricarán 399 ejemplares a razón de 1,7 millones de euros cada uno.

Aston Martin Speedster

Es el último en llegar y sin duda es el más exclusivo del trío sagrado. Sí, los Ferrari Monza, McLaren Elva y Aston Martin Speedster pueden sustituir al Ferrari LaFerrari, McLaren P1 y Porsche 918 Spyder como el trío más deseado del mercado de coches deportivos. El Aston Martin Speedster ha sido diseñado por el departamento Q by Aston Martin y se inspira tanto en los coches de competición clásicos, véase el DBR1 de Le Mans, como en el prototipo CC100 Speedster. El resultado es una Barchetta con un diseño espectacular, afilado pero con los toques elegantes que todo Aston Martin debe tener. Tiene detalles muy chulos como los asientos separados por una barra central o un pequeño hueco trasero para dejar los cascos. Bajo el capó, un V12 de 5.2 litros con 700 CV y 753 Nm de par. Solo se fabricarán 88 ejemplares y viendo el precio del Monza y del Elva, ¡este es un chollo! Desde 765.000 euros.

Y además