La historia del Mercedes Clase S a través de todas sus generaciones

Dime uno más lujoso y adelantado a su tiempo. No, en serio.
Historia del Mercedes Clase S

Mercedes es una marca que ha hecho proezas a lo largo de los años que lleva en activo. Siempre ha sido una marca que ha llevado años de ventaja con respecto a las demás. Da igual de lo que hables: deportividad, tecnología, comodidad, calidad... Por lo tanto, estamos hablando de una compañía que hace muy bien su trabajo. ¿Y sabes cuál es la guinda de su pastel? Efectivamente, el Mercedes Clase S. Es por ello que nos ha parecido conveniente repasar la historia del Mercedes Clase S, un coche que ha marcado a generaciones y que ha sido el más deseado por muchos. ¿Con qué generación te quedas tú?

Mercedes-Benz Nürburg 460

Historia del Mercedes Clase S

Carl Benz y Gottlieb Daimler fusionaron sus dos empresas en 1926, y así formaron Daimler-Benz AG. Y con un simple 'choca esos cinco' crearon el primer automóvil de producción de Mercedes con un motor de 8 cilindros en el año 1928: el Nürburg que ves en la foto de arriba. Estuvo a la venta durante aproximadamente once años, cuando lo siguiente que vas a ver creó un terremoto en gran parte de Europa.

Mercedes-Benz 770

Historia del Mercedes Clase S

El 770 fue un vehículo realmente grande, y con un propulsor de 7.7 litros y ocho cilindros enorme y sobrealimentado. Pero detrás suya hay una historia bastante desafortunada. Según Mercedes, el 770 fue utilizado principalmente por jefes de Estado 'sin corona' y figuras de alto rango. Ellos sabrán a lo que se refieren. Pero Hitler tuvo uno... que se acabó vendidendo por más de 10 millones de euros. La extravagancia de 1930.

Mercedes-Benz 220

Historia del Mercedes Clase S

Este 220 marcó la regeneración de la marca después de la posguerra, y la vuelta a la fabricación de coches de lujo. Y tecnológicos. Esta generación utilizó la designación S que marcaría su futuro. Por primera vez se usaron elementos como un volante acolchado o frenos de disco, entre otros, en un coche de producción. Además, hubo versiones con más amplitud y hasta climatización por zonas. ¡Lujo desenfrenado!

Mercedes-Benz 600

Historia del Mercedes Clase S

El Mercedes 600 apareció un año y medio después de que los últimos 300 salieran de la línea de producción, y lo hizo con un V8 de 6.3 litros para convertirlo en lo más lujoso de la marca. Construido de una manera impecable, como era de esperar, incorporaba una suspensión neumática, algunos elementos con apertura hidráulica (como el maletero) y una distancia entre ejes lo suficientemente grande como para llevar a toda una familia.

Mercedes-Benz 250S/300SEL

Historia del Mercedes Clase S

Estas berlinas W108 y W109 reepmlazaron al modelo de 1965 y presentaron grandes innovaciones en el eje posterior, así como una suspensión neumática y un nuevo sistema de dirección. Ah, y con su V8 de 6.3 litros quedó segundo en las 24 Horas de Spa en el año 1971. De hecho, la prensa alemana dijo que amenazó seriamente al Porsche 911, acostumbrado hasta ese momento a ser el rey de la autopista.

Mercedes-Benz S-Class (W116)

Historia del Mercedes Clase S

Tras años coqueteando con la letra S en sus modelos de gama alta, Mercedes finalmente hizo que su berlina de representación se llamase de esta forma. Y acorde con su estatus de rey de los Mercedes, este nuevo Clase S venía con un tanque de combustible a prueba de choque, con faros traseros con lava faros y, en 1978, fue el primer coche de producción en incluir ABS. Toma ya. Control de crucero, suspensión auto nivelante y motor turbodiésel en el 300SD de 1978 fueron algunos de sus otros logros. Como diría Jesulín, en dos palabras: im-prezionante.

Mercedes-Benz S-Class (W126)

Historia del Mercedes Clase S

1979 fue el año en el que Mercedes decidió deshacerse de los paragolpes brillantes e instalar unos de plástico deformables. Fue el apocalipsis para los amantes de los cromados. Esta generación vino con airbags, motores V8 que eran más ligeros gracias a la aleación y novedades en cuanto a seguridad en los impactos. Como siempre, un prodigio entre los demás.

Mercedes-Benz S-Class (W140)

Historia del Mercedes Clase S

Este fue un buen Clase S, principalmente porque se convirtió en el primer coche de producción de la marca alemana en incorporar un motor V12. De hecho, era el vehículo de pasajeros más potente de la firma, junto a los 600 SE y 600 SEL. Pero por supuesto había mucha magia debajo de lo que se ve, incluyendo ESP de serie, asistente de frenada, sensores de aparcamiento, un sistema de navegación, control por voz... ¡Ay, los 90!

Mercedes-Benz S-Class (W220)

Historia del Mercedes Clase S

Los pioneros en Mercedes estarían revolviéndose en sus tumbas con esta generación del Clase S debido a que optaron por materiales ligeros, como plástico... ¡plástico! ¡En un Clase S! Sin embargo, hubo otras cosas buenas. Muy buenas. Como el S55 AMG y la seguridad que incluía. También contó con asientos ventilados, un sistema de desconexión de cilindros, un bajo coeficiente aerodinámico o acceso sin llave.

Mercedes-Benz S-Class (W221)

Historia del Mercedes Clase S

Esta generación del Clase S nos cautivó. Es posible que no le preocupen mucho esas cosas, pero fue el primer coche en obtener un certificado ambiental. Pero lo importante es su equipamiento: visión nocturna, asistente de amarcamiento, un sistema de frenada automática de emergencia, control de proximidad, asistente de mantenimiento de carril, otro para mantener el límite de velocidad... De hecho, si llega a tener más asistencias capaz sería de conducir solo. Lo que nos lleva al W222.

Mercedes-Benz S-Class (W222)

Historia del Mercedes Clase S

Y así llegamos a la última entrega del Clase S. Mercedes ha trabajado incansablemente en este coche para reducir el ruido y las vibraciones que llegan al habitáculo, al mismo tiempo que ha instalado por primera vez el Magic Body Control. Un sistema que escanea los 15 próximos metros que va a recorrer el vehículo y que tiene una precisión de 3 mm, circulando hasta más de 130 km/h. Los datos se envían a la centralita y ajusta la suspensión para ir lo más cómodo posible. Además, también lo hay coupé. Y cabrio. Y Mercedes nos ha dicho que se han vendido más de medio millón de W222 desde su lanzamiento en 2013.

Y además