Pasar al contenido principal

7 coches voladores con patentes reales que te dejarán muy loco

Actualizado
inventos  futuro movilidad avion coche volador
¿Así será el futuro de la movilidad?

Los coches voladores todavía no están surcando las calles de nuestras ciudades, pero lo podrían hacer muy pronto. Porsche y Boeing están trabajando mano a mano en coches voladores y Audi también está investigando sobre esto. El ser humano siempre ha soñado con volar y los coches voladores con patentes reales que estoy a punto de presentarte muestran la voluntad y el sueño de poder tener vehículos de movilidad personal capaces de surcar los cielos y mejorar los tiempos de viaje.

Desde 1912, los humanos hemos creado patentes relacionadas con los coches voladores y poco a poco se han ido perfeccionando. Hoy en día parece claro que los coches voladores estarán basados en drones gigantes capaces de transportar a dos o cuatro pasajeros con eficacia y rapidez, aunque dudo mucho que lleguen a tener ruedas, por lo que, ¿se pueden considerar coches voladores o simplemente, vehículos aéreos personales?

A continuación te dejo 7 ideas de auténticos coches voladores, con sus patentes reales creadas a lo largo de los años, desde prácticamente los inicios de la historia del automóvil.

Coche volador de Henry J Snook. 1912. Patente US1069906A

inventos  futuro movilidad avion coche volador

Corría el año 1912 y Henry Snook ya se inventó un coche volador. Utilizó su rotor corkscrew en forma de espiral y lo asoció a una especie de autobús para poder recorrer las calles de la ciudad sin tocar el asfalto. Este soñador creó otras patentes que sí fueron un éxito, como un camión de bomberos. Esta, sin embargo, nunca pasó de la categoría de sueño.

Coche volador de Bruce L Beals Jr. 1939. Patente US2241577A

inventos  futuro movilidad avion coche volador

La idea de Bruce Beal no fue otra que crear un avión sobre la estructura de un coche compacto y ligero. El objetivo era conseguir un avión eficaz en el aire y con todas las comodidades de un coche de su tiempo. Contaba con amortiguadores especiales para poder aterrizar con refinamiento y dirección para poder conducir el avión con mayor precisión hasta la zona de despegue. No es un concepto tan diferente al de coches voladores como el PAL-V Liberty.

Coche volador de Einarsson Einar. 1959. Patente US3090581A

inventos  futuro movilidad avion coche volador

Quizás lo más destacable del invento del señor Einar era que realmente estábamos ante un coche volador, con dos almas bien diferenciadas. Los dos anteriores vehículos eran aviones con forma de coche, pero este era un coche que se podía transformar en avión, gracias a dos rotores y a unos alerones que se escondían en la carrocería del vehículo. Lamentablemente, nunca superó las pruebas de seguridad.

Coche volador de Jung-Do Kee. 1996. Patente KR100222085B1

inventos  futuro movilidad avion coche volador

El diseñador Jung-Do Kee intentó llevar el concepto de coche volador a otro nivel, modificando la propulsión y llevándola exclusivamente al eje trasero. Con la colocación de un estabilizador extra en el eje frontal, pretendía mejorar la estabilidad el vuelo. Además, el kit necesario para hacer volar a un pequeño compacto parece más sencillo y fácilmente instalable que el de otros coches voladores.

Coche volador de Bradford Sorensen. 2001. Patente US20020139894A1

inventos  futuro movilidad avion coche volador

La propuesta de coche volador de Bradford Sorensen se basa en la solución que propone un aircraft de agua pero adaptado para el asfalto. Este vehículo es capaz de generar su propia sustentación al generar una diferencia de presión por encima y por debajo de las alas gracias a unas cuchillas que extraen el aire. Sin duda, es una patente que puede ser interesante para futuros desarrollos ya que es perfectamente viable para asegurar un extra de sustentación en los coches voladores.

Coche volador de Cheng Ji. 2001. Patente CN1377790A

inventos  futuro movilidad avion coche volador

Este coche volador se basa en la Biomimesis, es decir, en movimientos basados en la naturaleza para poder volar. Utiliza unas alas que funcionan como si fuesen rotores y permiten a este vehículo un sinfín de movimientos, como por ejemplo volar hacia atrás. Además, este vehículo se creó pensando en la conducción autónoma, por lo que podría funcionar sin necesidad de piloto.

Coche volador de Larry D Long. 2003. Patente US6745977B1

inventos  futuro movilidad avion coche volador

La propuesta del coche volador de Larry Long, junto con Terry Sturgeon, no es otra que crear un coche volador capaz de despegar y aterrizar con total facilidad y sin necesidad de grandes súper estructuras en su exterior. Vamos, el sueño de muchos de llegar a un atasco y poder despegar de manera vertical. Cuenta con un volante especial en el interior para poner en marcha los dos rotores del vehículo, pero también cuenta con un volante tradicional y todo lo que se espera en un coche convencional. ¡Esta opción me gusta!

Fuente: LeaseFetcher

Y además