Un BMW M2 dorado y con 630 CV. Está tuneado preparado, claro

¿Quieres algo capaz de batir (en potencia) al Honda NSX… y envuelto en oro? Pasa por aquí.

El preparador Manhart, en su infinita sabiduría, ha decidido hacer algo con el BMW M2. En honor a sus 30 años en el negocio del tuning y las prestaciones, la compañía alemana ha creído adecuado aumentar la potencia del modelo… porque, aunque es muy divertido, no tiene suficientes caballos, ni brillos dorados, ni fibra de carbono para destacar en el mundo moderno.

Así que ha cambiado las cosas. Y ha creado el Manhart MH2 630. Exacto, un BMW M2 modificado… y bañado en oro. Perfecto para una película de Austin Powers.

La última parte de su nombre indica los caballos que tiene, unos 250 más que el modelo estándar, un cochecito inflado que realmente no necesita más potencia.

Manhart ha conseguido esta cifra extirpando el motor 3.0 del M2 (que tiene los pistones y los modales del propulsor del M3/M4) y metiendo directamente el grupo biturbo del BMW M4, que ya ofrece 430 CV en su configuración básica.

Después, el preparador ha añadido sus propios turbos e intercoolers, junto a un sistema de escape deportivo de acero inoxidable, unos frenos enormes y chucherías de fibra de carbono. Entre ellas contamos el capó, el alerón delantero, el difusor, el spoiler y las estriberas.

En el interior se ha incluido Alcántara con costuras doradas en contraste, algo que también aparece en el volante. Suma unos asientos Recaro y una pantalla especial. Las llantas y los neumáticos son enormes. Y, como puedes ver con tus propios ojos, en el Manhart MH2 630 hay oro por todas partes.

No tenemos ni idea del precio de este BMW M2 preparado por Manhart, pero sí nos imaginamos lo rápido que puede ir. Una pista: mucho. Aunque la tracción debe ser algo ligeramente exasperante.

En cualquier caso, déjanos saber lo que piensas sobre este coche. Y, si todo ese brillo dorado y tanta potencia te marean un poco, aquí están las 10 cosas que tienes que saber sobre el BMW M2. Que también es un modelo excelente.

Fotos: el BMW M2, safety car de MotoGP

Lecturas recomendadas