Pasar al contenido principal

El Chevrolet Camaro dejará de fabricarse en 2023: es su límite

El Ford Mustang ha ganado la guerra.

Chevrolet Camaro ZL1 1LE (III)

El desarrollo de la próxima generación del Chevrolet Camaro ha sido cancelada. La siguiente entrega de uno de los coches deportivos americanos más conocidos no llegará a ver la luz y General Motors da carpetazo al Chevrolet Camaro después de que los resultados de ventas cosechados por la última versión no hayan sido los esperados. Así, la leyenda de este pony car yanqui llega a su fin y no estará entre los modelos nuevos que lleguen durante los próximos años.

El Chevrolet Camaro dejará de fabricarse

Chevrolet Camaro ZL1 1LE (V)

De esta manera, la séptima generación del Chevrolet Camaro no llegará a los concesionarios de la firma americana. Una de las grandes razones de ello sería la evolución que está sufriendo el mercado automovilístico, en especial con las normas anti contaminación que están por venir y que estarían suponiendo importantes dolores de cabeza a la hora de llevar a cabo la fabricación del Chevrolet Camaro en su próxima entrega.

Todavía no hay ninguna confirmación oficial por parte de General Motors, pero son varias fuentes ya las que lo aseguran con total rotundidad. Por lo tanto, la historia del Chevrolet Camaro llegará a su fin en el año 2023, fecha en la que está previsto que desaparezca del mercado la generación que se vente en este momento. Una generación que sufrió un restyling a finales del curso pasado, por cierto.

No es la primera vez que le pasa

Chevrolet Camaro ZL1 1LE (I)

La generación actual del Chevrolet Camaro es la sexta, pero al término de la cuarta este coche ya sufrió un serio peligro de desaparición. Corría el año 2002 cuando se decidió dar carpetazo a su producción. Sin embargo, en el 2009 los responsables de la marca recapacitaron y lanzaron la quinta entrega, que conservó el atractivo estético retro que siempre había caracterizado al Camaro, pero adaptado a los gustos actuales. Neo-retro, para que se entienda mejor.

Aun así, es una decisión totalmente comprensible, ya que al igual que las leyes encargadas de evitar una polución excesiva van a fastidiarle, los Chevrolet Camaro que se han vendido en 2018 tampoco invitan al optimismo. Esto es motivo de enhorabuena para sus dos principales rivales, el Ford Mustang y el veterano Dodge Challenger. Lo cierto es que los pony car no están muy de moda ahora mismo, pero siempre contarán con una fiel legión de seguidores tras ellos. Y parece que el Mustang no ha ganado solamente la batalla, sino también quizás la guerra.

No obstante... ¿será probable otra vuelta del Camaro dentro de unos años? Nada se puede descartar, y mucho menos si se enciende alguna bombilla en General Motors y les da por hacer un Chevrolet Camaro eléctrico. En mi cabeza, al menos, no suena del todo mal.

Y además