Historia de Nismo. De un sedán al GT-R más rápido de la historia

Un recorrido desde mediados de los años 60 hasta la actualidad. Desde el Prince Skyline 2000 GT hasta el GT-R más potente. Nismo para todos.

NIssan Nismo 1

"Algunos frikis podrían reconocerlo", dice Hiroshi Tamura con una sonrisa, "pero tengo que mejorar la marca Nismo".

Tamura-san es el jefe de producto de Nissan, a cargo del GT-R y el hombre encargado de guiar a Nismo, que es la apuesta deportiva de la marca nipona, hacia territorios inexplorados. Territorios donde quieren llegar a gente más familiar que los “frikis”. Se puede estar en desacuerdo con la evaluación de Tamura-san, pero déjate llevar por la historia de la placa de identificación.

Allá por el año 1964, los ingenieros de la originaria Prince Motor Company, pensaron que hacer una berlina más rápida sería reforzar las ventas. De esta manera, se llevaron el motor de seis cilindros de 2.0 litros del Gloria y lo metieron con calzador en la silueta más pequeña del Skyline. Se produjeron sólo 100 modelos del Prince Skyline 2000GT. Se terminó el 1 de mayo de 1964, y entró en competición sólo dos días después.

Prince Skyline 2000 GT
Prince Skyline 2000 GT. Con él empezó todo.

Y aunque en ese fatídico día un Porsche 904 se llevó la victoria, el Skyline GT terminó en segundo, tercero, cuarto, quinto y sexto lugar. Y así empezó todo. Prince fue absorbido por Nissan en 1966 y al año siguiente lanzaron el “S57” Skyline con un potente motor de 1,5 litros . Luego, en 1969, vimos por primera vez la insignia del GT-R.

Sin embargo, no fue hasta 1984 cuando se estableció oficialmente Nismo; juntaron a corredores privados y coches de fábrica bajo una misma organización. Entraron en Le Mans sólo dos años después, y desde entonces, han competido (y ganado) en numerosas carreras en todo el mundo.

Seamos conscientes del éxito. El legendario R32 Skyline tuvo 29 victorias en 29 carreras en el campeonato doméstico japonés. Dominaba el Campeonato de Turismos de Australia en la década de 1990 (donde se ganó el apodo de “Godzilla”) y ganó en Spa en 1991.

Aunque el R33 terminó en Le Mans en 1995 en el décimo lugar, el equipo más fuerte del R390 GT1 terminó tercero tres años más tarde. A esto hay que añadir múltiples victorias en el Super GT y GT3. Esta destacada capacidad en pista también se correspondió con una edición limitada de coches accesibles a muy pocos. Del V-Spec R34, por ejemplo, sólo se fabricaron 20 unidades.

Nissan Nismo 3
Nissan Nismo GT-R

En relación a esto salió una nueva generación de aficionados que iban a disfrutar de Nismo gracias al acuerdo con varios distribuidores de software, siendo los más numerosos los jugadores del afamado videojuego del Gran Turismo.

Tamura-san opina que, "en Japón somos muy famosos, pero francamente, en otros lugares la gente todavía no nos conoce lo suficiente. Estamos demasiado centrados en el rendimiento y los deportes de motor, lo que significa que otros no pueden disfrutar de nuestros coches”.

Lanzaron entonces el Juke Nismo. Un coche que desde el principio se creó para ser no sólo una "propuesta única", sino también para ayudar a ampliar la producción de la empresa. Era sin duda un coche que podría arriesgar la credibilidad de Nismo para algunos.

Bob Laishley, director de Nismo, piensa de otra manera naturalmente. "No vemos ninguna evidencia de molestar a nuestros fans o nuestro espíritu original haciendo cosas como el Juke Nismo RS y me gusta pensar que están jugando con un GT-R en PlayStation”.

Nissan Nismo 4
¿El futuro de Nismo irá más allá de la competición y los videojuegos?

Hablando del GT -R, sabemos que Tamura-san está muy interesado en introduccir más lujo en el coche. "Tengo que mostrar más sofisticación, más calidad, más diversificación, antes de que veamos la próxima generación del GT-R“. Pero, ¿veremos un Nismo para cada modelo de Nissan?

"Esa no es nuestra aspiración", dice Laishley . "Queremos escoger y elegir cuál es el adecuado para los mercados locales. Los clientes prefieren estilo de vida en lugar de rendimiento”, añade. “AMG es un buen punto de referencia para nosotros. Comenzaron en un cobertizo hace 20 años”.

Está claro que en Nismo la apuesta es fuerte y quieren conseguir sus objetivos. ¿Lo conseguirán?

No te pierdas:

- Cara a cara con el Nissan GT-R R33 LM: el más alucinante

- Prueba Nissan GT-R: un milagro de la ingeniería para disfrutar

- Vídeo: ¿Quieres ver el Nissan GT-R más rápido del mundo?

Lecturas recomendadas