El hombre que lleva 130.000 km en su McLaren 12C Spider

Los coches están para usarlos y no para tenerlos en el garaje. Eso debe pensar este empresario suizo que lleva más de 130.000 kilómetros con su McLaren 12C Spider.

Hay que estar un poco loco y quizás también tener bastante dinero para hacer una media de más de 40.000 kilómetros al año con un McLaren. Estas deben de ser dos de las razones principales por las que este empresario suizo le ha hecho hasta la fecha, 130.000 kilómetros a su McLaren 12C Spider.

Lo normal es que los afortunados propietarios de este tipo de coches de lujo, no los usen mucho y los dejen en sus garajes, aunque ya vimos hace poco un caso parecido de un hombre que lo usaba todos los días para ir a trabajar.

Es buen momento para recordarte que el MP4-12C Spider está propulsado por un motor V8 biturbo de 3,8 litros y 625 CV, asociado a un cambio SSG de doble embrague con siete velocidades y levas en el volante. Gracias a esta mecánica, este tracción trasera tarda 3,1 segundos en pasar de 0 a 100 km/h (igual que su hermano capotado) y alcanza una velocidad máxima de 329 km/h (4 km/h menos que el MP4-12C). Su consumo oficial es el mismo, 11,7 litros. Un gran cristal alojado en la parte trasera del coche permite contemplar la enorme motorización. El coche tiene un precio aproximado de unos 240.000 euros.

Urs Tschudin, que así se llama este hombre, nos cuenta en el vídeo de arriba que lo ha conducido durante 130.000 kilómetros durante los últimos tres años y medio, visitando a un montón de clientes. De hecho, dice que lo eligió gris para no llamar demasiado la atención (con un toque naranja en el interior para tener algo de la esencia de McLaren con él) y descapotable porque quería tener la posibilidad de conducir melena al viento.

Según Tschudin, su trabajo le obliga a viajar a Alemania, donde puede disfrutar del coche sin límites de velocidad. Incluso en invierno, el 12C Spider cumple con nota: "es el mejor coche para invierno que he tenido en 20 años", afirma tras comentar que lo que buscaba era un coche descapotable, cómodo, divertido y con espacio para su maletín y un par de pijamas.

Afirma que el coche le da una buena imagen ante sus clientes, comulgando con la imagen de marca que ha imprimido a su empresa. Nosotros nos alegramos de que alguien use los coches para lo que están hechos, sin importarles su depreciación. Un buen ejemplo para los millonarios del mundo como tu cuñado.

Lecturas recomendadas