Icona Vulcano: el primer coche de titanio del mundo

El Icona Vulcano vale 2,45 millones de euros, alcanza los 354 km/h y sobre todo es el primer coche de titanio del mundo. Sería el coche perfecto para muchos superhéroes.

Es más caro que un Chiron y encima corre menos. Ya, pero tiene titanio y eso mola. Mola mucho. Así es el Icona Vulcano, el coche que sorprendió a muchos el año pasado procedente de una escuela de diseño de coches de lujo italiana.

Hasta ahora todo lo que habíamos visto de él eran fotos malas hechas con el móvil o renders. Ahora ya es una realidad que será expuesta en Inglaterra, durante el ‘Salon Prive Concours’ en septiembre.

Está hecho de titanio y dicen que se basa en el mítico y poderoso avión Blackbird SR-71. Eso son palabras mayores, pero no obstante se ve muy bien. El Director de Diseño del Icona Vulcano, Samuel Chuffart, está encantado de explicarnos cómo es el coche.

“El mayor desafío al que nos enfrentamos, fue cómo crear el perfecto equilibrio entre poder y belleza. Si te pasas con las características típicas que necesita normalmente un superdeportivo como grandes entradas de aire y alerones por ejemplo, puedes conseguir que el coche sea menos bonito de lo que buscas”, dice Chuffart.

Por eso dicen que el Icona Vulcano ha conseguido el equilibrio. No ha sido fácil, porque por ejemplo han empleado más de 10.000 horas en dar forma a las piezas de titanio. En el interior, cuero y carbono. El volante parece haber sido robado de un Ferrari 458, con un diseño muy parecido, aunque con un ‘manettino’ con menos funciones. También destaca una pantalla TFT con mucha tecnología en sus funciones.

En cuanto al motor no hay novedad ya que es uno muy conocido por todos. El V8 de 6,2 litros sobrealimentado de General Motors, que por ejemplo usa el Corvette ZR1. 670 CV para hacer el 0 a 100 km/h en 2,8 segundos. La velocidad máxima superaría los 355 km/h. Los frenos son cerámicos y de carbono, por lo que deben cumplir muy bien su función.

La marca dice que tiene ganas de llevar el Icona Vulcano a Nürburgring para demostrar que puede hacer un tiempo por debajo de los 7 minutos y 20 segundos que lo convertirían en un coche más rápido que el propio Corvette ZR1 y se acercaría al Nissan GT-R.

Si te ha gustado, puedes tener uno como te decía antes por unos 2,45 millones de euros. Más que un Bugatti Chiron, más que un Lamborghini Centenario y más que un McLaren P1 GTR, pero a diferencia de estos, te aseguras no aparcar nunca al lado de otro Vulcano con toda seguridad.

Lecturas recomendadas