Pasar al contenido principal

Este Isdera Commendatore 112i es único y muy especial. ¡Y puede ser tuyo!

superdeportivo hiperdeportivo 90 one-off le mans
Lleva el mismo bloque V12 M120 del Pagani Zonda. ¡Ojocuidao!

Ver un Isdera Commendatore 112i a la venta es casi tan probable como ver a Pablo Iglesias y Pablo Abascal dándose un abrazo. Por eso esta noticia es tan especial para los que tenemos gasolina en lugar de sangre por nuestras venas y nos encantan los coches deportivos. La historia del Isdera Commendatore es realmente especial y la de esta versión en concreto todavía más. Un hiperdeportivo de los 90 con un diseño sorprendente y alma de carreras.

Eberhard Schulz tuvo claro que quería dibujar coches y también tenía claro que la suerte no se consigue, se busca. En 1971 llevó su primer prototipo hasta los garajes de los jefes de Porsche y Mercedes para convencerles de su talento como diseñador. La maniobra funcionó y pronto empezó a trabajar para Porsche.

 

 

Después de Porsche se fue a B&B GmbH donde participó en el desarrollo del prototipo CW311. Tuvo el valor de meterle la estrella de Mercedes en su frontal para presentarlo al mundo en el Salón de Frankfurt de 1978. El proyecto quedó parado y poco después Schulz cumpliría su sueño al montar su propia empresa de ingeniería y diseño: Isdera (Ingenieurbüro fur Styling, DEsign und RAcing).

Isdera Commendatore 112i, lo más de lo más

Bajo la marca Isdera creó varios proyectos interesantes, el primero fue el Isdera Spyder, más tarde llegaría el Isdera Imperator 108i, basado en el prototipo creado años atrás. Se fabricaron menos de 20 ejemplares. Sin embargo, Schulz quiso más y en 1993 crear su coche más especial y salvaje: el Isdera Commendatore 112i.

 

superdeportivo hiperdeportivo 90 one-off le mans

 

Lo nombró en honor a Enzo Ferrari y bajo el capó dejó de lado el V8 M117 de 5.0 litros de Mercedes para apostar por otro motor más grande y poderoso: el mítico bloque V12 M120 de seis litros y que también utilizó el primer Pagani Zonda. Desarrollaba más de 400 CV y estaba asociado a una caja de cambios desarrollada por RUF y modificada por Schulz.

El coche estaba prácticamente listo no solo para aterrorizar a su propietario sino para ir directo a la parrilla de salida de Le Mans. El coche consiguió un coeficiente aerodinámico en el túnel del viento de Mercedes de solo 0,306 y la velocidad máxima superada los 330 km/h. Lamentablemente, la crisis de Japón de 1993 y otros problemas de la compañía dejaron de lado el proyecto de un Isdera de competición.

Hoy esta joya de la ingeniería puede ser tuya

 

superdeportivo hiperdeportivo 90 one-off le mans

 

El coche fue dando tumbos hasta que terminó en una casa de ingeniería de Suiza. Seis años después de su lanzamiento, se volvió a presentar en Frankfurt con el nombre de 'The Silver Arrow'. El coche incluso llegó ser protagonista en el videojuego Need for Speed II. Poco después el coche fue vendido a un coleccionista suizo, aunque finalmente Isdera pudo recomprarlo y devolverlo a su estado original.

Hoy es la propia Isdera la que vende el coche, con sus especificaciones de 1993 y 10.500 kilómetros en el odómetro. No tengo ninguna duda que es una oportunidad de oro de tener en el garaje un coche único, una pieza de ingeniería como pocas y uno de los superdeportivos más especiales de los años 90. No tengo ninguna duda que su valor estará a la altura de su historia.

Buscador de coches

Etiquetas:

Coches deportivos

Y además