Pasar al contenido principal

Lamborghini Urus Hennessey: 760 CV para un SUV con alma de hiperdeportivo

suv hiperdeportivo superdeportivo supersuv
Con 760 CV bajo el capó la cosa se pone seria.

Se llama Lamborghini Urus Hennessey y es el SUV más rápido, salvaje y deportivo del mundo. El Lamborghini Urus es un SUV querido y admirado por todos, todo un éxito de ventas por la propuesta que ha ofrecido a sus potenciales clientes: un superdeportivo vestido en una práctica carrocería familiar, pero sin olvidar la versatilidad de un SUV y la agresividad estética de un Lamborghini.

De serie, el Urus ya se puede considerar como un SUV con alma de superdeportivo, pero gracias a la mano de los chicos de Hennessey, ahora pasa a un nuevo nivel. ¿No sabes de quién te hablo? Hennessey es una de las marcas más importantes cuando se quiere conseguir más potencia con turbos de por medio. ¿No viste el Jeep Gladiator con 1.000 CV?

 

Lamborghini Urus Hennessey: ¡con 760 CV!

 

 

Ahora bien, el problema del Lamborghini Urus para Hennessey es que el SUV italiano ya cuenta con un imponente sistema de sobrealimentación mediante doble turbo. ¿Hay margen de mejora? Pues claro: simplemente con una nueva ECU y un sistema de escape deportivo consiguen 110 CV extra y un descomunal par motor de 990 Nm, muy por encima de los 850 Nm originales.

Con estas cifras y sin apenas ninguna modificación más, Hennessey consigue que esta mole de más de dos toneladas acelere de cero a cien en 2,65 segundos, apenas 150 milésimas más lento que un Bugatti Veyron. Y en este coche podrás llevar a toda la familia e incluso con su equipaje completo, gracias a los más de 600 litros de maletero.

¿Qué tienes que hacer para tener un SUV hiperdeportivo? Lo primero, comprar un Labmborghini Urus, cuyo precio base en España ronda los 250.000 euros. Después tendrás que enviar el coche a las instalaciones de Hennessey en EEUU, donde por apenas 24.950 dólares, conseguirás este extra de potencia tan ilusionante como, seguramente, innecesario.

Buscador de coches

Y además