Llega el nuevo Toyota GT86. Bueno, algo así

Muy pronto, en sus concesionarios japoneses.

Amigos de internet, acaban de llegar noticias del nuevo Toyota GT86. Bueno, si no nuevo, al menos lo suficiente actualizado como para hablar de ello. Aunque debemos tener en cuenta dos cosas; primera: de momento, es sólo para Japón, donde aparecerá el 1 de agosto. Segunda: en Europa veremos un lavado de cara del modelo a finales de este año y los detalles aún están siendo definidos. Traducción: quizá las especificaciones cambien entre Oriente y Occidente, pero no mucho.

Vídeo: Este Toyota GT86 hacer el 0 a 400 km/h en (demasiado) poco tiempo...

Vamos al rediseñado Toyota GT86. La modificación más evidente es el frontal, con una parrilla más amplia y un morro que se extiende hasta más abajo; según la marca, esto (y el nuevo alerón trasero) mejora el comportamiento aerodinámico de este coche deportivo. También hace que se parezca un poco más al Subaru BRZ, su mellizo, aunque el fabricante no lo menciona en su comunicado de prensa. Curioso…

El interior del nuevo GT86 cuenta con un cuadro de instrumentos en el que destaca una pantalla TFT de 4,2” (de serie en los acabados GT y GT Limited). Los materiales empleados en las versiones más altas, además de mejorar la calidad percibida, limitan el reflejo de la luz en su superficie, lo que aumenta la comodidad del conductor y los pasajeros. Pero lo que nos gusta (nos encanta, de hecho) es el volante, del diámetro más pequeño que la compañía nipona haya fabricado jamás: 362 mm. Están orgullosos de ello.

Bajo el capó hay un aumento de potencia simbólico: 7 CV, lo que deja la cifra total en 206 para las versiones con caja de cambios manual. La entrega de par (212 Nm) en la zona baja del cuentavueltas también ha mejorado gracias a la revisión de los sistemas de admisión y escape. Y la dirección del nuevo Toyota GT86 tiene un comportamiento más afinado debido al trabajo realizado en las “estructuras de las válvulas de los amortiguadores” y al incremento en la rigidez de la carrocería (conseguido con un mayor número de puntos de soldadura), anuncia la marca. Perfecto. Lo mejor es que todos estos cambios, según señalan, vienen de la experiencia adquirida en competición, incluidas las 24 horas de Nürburgring. De hecho, el “rediseño parcial” del modelo se ha centrado en su evolución como coche deportivo. Veremos cuánto de todo esto es así cuando llegue a los concesionarios del Viejo Continente. Lo estamos deseando.

Lecturas recomendadas