Toyota GT86 2018: ahora, más deportivo que nunca

Con más potencia... ¡de frenado!

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Aunque el modelo más interesante de la firma de Morizo ha sido actualizado recientemente, la marca ha decidido reafirmar su apuesta para el próximo año añadiéndole al Toyota GT86 2018 algunos ingredientes más para terminar de endulzar una receta de lo más apetitosa: ¡unos frenos más gordos!

Toyota quiere salvar las cajas manuales. Y lo demuestra con patentes

Sí, es posible que de un primer vistazo no seas capaz de diferenciar el modelo que acaba de aterrizar en los puntos de venta del vehículo al que sustituye, y eso es porque el nuevo Toyota GT86 2018 cambia muy poco para seguir siendo tan bueno como siempre. Seguro que conoces el dicho: si algo funciona... no lo toques. Y el pequeño deportivo nipón funciona muy bien. 

 

VÍDEO: ¡así es el Toyota Yaris de 210 CV!

 

Por fuera, los cambios se centran principalmente en unos nuevos grupos ópticos y unos parachoques de nuevo cuño que, unidos al nuevo alerón y las nuevas llantas en tono gris/negro de cinco radios dobles de 17 pulgadas y neumáticos de 215 milímetros de anchura, confieren al conjunto una imagen más agresiva y equilibrada. Por dentro la diferencia fundamental la marca su nuevo volante deportivo -que ahora es más pequeño-, una calidad percibida mejorada y la inclusión de una nueva pantalla TFT de 4,2 pulgadas con la que manejar de un modo más agradable el sistema multimedia del coche. 

Para los manitas: ¡Un Toyota GT86 modificado con el motor de un GT-R y 1.000 CV!

¿Quieres saber más? Su motor bóxer de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada se mantiene intacto con los mismos 200 CV de antes -si necesitas algo más de potencia, puedes echarle un vistazo al Toyota Yaris de 210 CV que deriva del modelo WRC-, aunque éstos se entregarán en el Toyota GT86 2018 de un modo más lineal. Seguirá yendo acoplado a una caja manual o automática de seis relaciones que se encargará de gestionar la potencia transmitida a las ruedas posteriores, con un comportamiento dinámico mejorado gracias al trabajo realizado en la suspensión, la rigidez de la carrocería y la aerodinámica. 

 

 

Pero espera, porque aún no has leído lo mejor: el nuevo GT86 ahora incluirá un modo Track destinado a garantizar un poco más de diversión al reducir a la mínima expresión el papel de las ayudas electrónicas a la conducción -control de estabilidad y control de tracción- al tiempo que su pantalla principal ofrecerá al usuario información más que interesante como, por ejemplo, un medidor de fuerzas G -algo realmente necesario cuando estás poniendo el coche de lado como si no hubiera un mañana-, la curva de potencia, la de par o un cronómetro para registrar tus mejores tiempos en circuito. Aún no lo hemos probado, pero seguramente vaya igual que el nuevo Subaru BRZ 2017 que ya hemos probado.

Y lo mejor... para el final: ahora el Toyota GT86 2018 contará entre su equipamiento de serie con unos discos de freno firmados por Brembo con un diámetro de 326 milímetros en el eje delantero y 316 en el trasero, mordidos por unas pinzas de cuatro pistones en el primer caso y de dos en el segundo que montan pastillas específicas. 

Si tienes decidido hacerte con uno, debes saber que el Toyota GT86 2018 ya está disponible en los concesionarios con un precio que arrancará en los 34.490 euros para su variante más sencilla asociada a una caja manual de seis relaciones. Que es la que deberías comprar. ¿Se te hace demasiado caro? Prueba con la fórmula Toyota Pay Per Drive.

Lecturas recomendadas