Pasar al contenido principal

El Mansory Gronos es la preparación más brutal del Clase G de los últimos tiempos

mansory gronos
Son 850 CV... ¡850 CV!

No es el primer Mansory sobre la base del Mercedes Clase G pero si es la más brutal de los últimos tiempos. El Mansory Gronos es tan exclusivo como "bruto" y forma parte de una saga que arrancó en 2013. Esta sería la segunda generación, una nueva preparación que sigue contando con materiales como la fibra de carbono y que se destaca por contar con un habitáculo refinado. La empresa vuelve a confiar en el Clase G de Mercedes, y lo cierto es que se lo agradecemos.

El único problema de esta preparación, si podemos decirlo así, además de su precio es su limitada producción. Esto nos deja con muy pocas unidades para reservar, ¡solo 10 en todo el mundo! Por supuesto esto lo hace aún más apetecible, un todoterreno que cuenta con un kit de carrocería específico que se luce en un tono verse inglés con “toque racing”. Es un color tradicional que combina a la perfección el enfoque deportivo y elegante, todo con la fibra de carbono expuesta como guinda en una estética muy potente.

Quizás uno de los elementos más destacados en su diseño sea su capó, el cual es específico, está fabricado en fibra de carbono y tiene un acabado muy radical. Pero no es el único elemento a señalar. El grupo óptico LED de nueva factura, las enormes tomas de aire o los paneles de las puertas. Los paragolpes en fibra de carbono, los espejos retrovisores o la cubierta de la rueda de respuesta también son elementos que destacan dentro de su imagen.

Pero para nosotros la parte que más sorprende son sus enormes llantas, ¡de 24 pulgadas! Son enormes, muy grandes y montan gomas de alto rendimiento de medidas 295/30R24. Su diseño tiene un acabado negro brillante y lo cierto es que le sienta a las mil maravillas. Los neumáticos tienen que transmitir al asfalto nada menos que 850 caballos de potencia que han conseguido extraer del bloque más potente, el V8 de 4.0 litros biturbo que de serie en el AMG G 63 regala 585 caballos de potencia.

mansory gronos

Gracias a los nuevos turbocompresores que monta, de mayor tamaño, se consigue elevar la potencia hasta los citados 850 CV y los 1.000 Nm de par. Con todo ello la aceleración mejora, con 3,5 segundos en el 0-100 km/h, y la velocidad máxima se mantiene limitada a 250 km/h.

Para terminar, Mansory no ha dejado el interior de serie, claro que no. El habitáculo cuenta con nueva tapicería en cuero de color marrón que bien enseña el emblema de Mansory. La firma de la compañía se muestra en relieve 3D en los asientos, aunque también podemos verlo en diferentes zonas. El conjunto se completa con pedalera en aluminio, molduras en carbono y alfombrillas específicas.

Buscador de coches

Y además