Pasar al contenido principal

Mercedes Clase G

  • Consumo

    12,1 - 9.6 L/100km

  • Eco

    -

  • Potencia

    286 - 585 CV

  • Maletero

    454 - 1941 L

  • Plazas

    5

  • Precio

    Desde 114.500 €

¿Qué versión buscas?

Año de lanzamiento: 1979

Generación actual: 2018

El todoterreno que más años lleva en el mercado, el Mercedes Clase G, continúa evolucionando año tras año. Y lo hace sin perder ni un ápice de la esencia del modelo original que introdujo Mercedes hace ya más de 35 años. Moderniza su estructura con un robusto chasis de largueros y travesaños, con ejes rígidos en ambos trenes y con tres diferenciales bloqueables.

En el Salón de Detroit 2018 se ha presentado un nuevo Clase G, sin apenas cambios notables en el exterior pero que se moderniza mecánicamente y en su habitáculo. De esta forma, sigue siendo el mismo coche todopoderoso que a todos enamora pero con un aspecto más sofisticado y con una carga tecnológica que, sin duda, refuerza el carácter premium de un modelo de Mercedes.

Se mantiene fiel a la esencia de su diseño

Lo más parecido al 4x4 auténtico del fabricante alemán que hay a la venta en estos momentos es el Jeep Wrangler, pero no son comparables por la abultada diferencia de precio que hay entre ambos. El Land Rover Defender ya no se fabrica, así que no cuenta, de manera que no es posible hallar un modelo que pueda rivalizar realmente con este gigante alemán.

vista frontal mercedes clase g

En la edición de 2018, el Mercedes Clase G ha recibido una ligera actualización exterior (cuanto menos necesaria) que se acentúa a medida que accedemos al habitáculo. Por fuera sigue siendo un vehículo rectilíneo y anguloso, con un aspecto de caja que parece no quedarse nunca obsoleto. La robustez y la presencia son características inherentes a este coche desde su nacimiento, de modo que no sorprende que el nuevo modelo las mantenga.

En el frontal, los principales cambios que se encuentran residen en los faros. Las ópticas frontales continúan con su característico diseño redondo, pero ahora incorporan tecnología LED (antes eran dos elementos independientes) para alcanzar una forma más moderna cuendo se observan de cerca. La parrilla se mantiene imperturbable, y continúa alojando la enorme estrella de tres puntas distintiva de la marca. El capó conserva su diseño plano y el paragolpes delantero se decanta por la funcionalidad y la sencillez, algo que ya viene de atrás.

En el lateral tampoco hay mucho que decir. Puertas grandes y robustas, de diseño sencillo y sin demasidos detalles ni licencias, que invitan a recordar el orígen militar de este modelo. Los pasos de rueda añaden algunos milímetros más de anchura al conjunto, al igual que hace el peldaño que permite el acceso al interior. La ruedas siguen siendo tan grandes como en modelos anteriores, lo que le permite ganar algunos centímetros de altura con respecto a su predecesor.

Por último, en la parte trasera del coche la vista recae sobre el gran portón de apertura lateral y la gran rueda de repuesto colgada de él, un accesorio tradicional en este modelo de Mercedes. Las ópticas traseras también incorporan tecnología LED y renuevan su diseño, pasando a ser más pequeñas y a ocupar una discreta posición en las esquinas inferiores de la zaga.

Resulta más cómodo y acogedor

A pesar de tratarse de un todotereno premium, el Mercedes Clase G siempre había presentado un habitáculo demasiado funcional, sobre todo si tenemos en cuenta que es un modelo de la marca de la estrella. De hecho, tan solo los acabados más altos de la gama presentaban un espacio interior que se adecuase a los estándares fijado por la firma de Stuttgart. Eso ahora ha cambiado, ya que este todoterreno ha renovado su habitáculo por completo.

vista interior mercedes clase g

Desde las variantes más económicas, se puede apreciar como los acabados han mejorado notablemente. El puesto de conducción deja de ser un lugar desde el que afrontar complicados caminos de tierra y barro y pasa a ser un espacio destinado al disfrute de la conducción. En algunos aspectos esta evolución no es tan grande, pero sigue siendo evidente. El cuadro de instrumentos también se pone al día y responde al diseño que incorporarán los modelos de Mercedes comercializados a partir de 2018. Algo similar ocurre con los aireadores y los controles de la consola central, que recuerdan directamente a las berlinas más lujosas de la firma.

Los asientos, ajustables en varias posiciones, siguen siendo cómodos y están bien dispuestos, y se complementan con el gran espacio del que disfrutan todos los ocupantes gracias al diseño sencillo de la carrocería y que ahora es mayor que en generaciones anteriores. El maletero también cuenta con un espacio generoso, que se puede multiplicar si se pliegan los asientos traseros.

Aumenta la calidad de su equipamiento tecnológico 

Respondiendo a su idea de automóvil todopoderoso, el Mercedes Clase G había huído hasta ahora de un exceso de sistemas tecnológicos que distrayeran al conductor de su labor principal. Sin embargo, el modelo presentado en 2018 se ha puesto las pilas y ahora cuenta con una gran selección de nuevas tecnologías marca de la casa.

Este todoterreno cuenta ahora con asistencias a la conducción bastante notables que facilitan la labor del conductor en carreteras convencionales. Igualmente, la seguridad es también protagonista, de modo que el Mercedes Clase G tendrá un amplio despliegue de sistemas de seguridad activa y pasiva. Como cualquier todoterreno que se precie, el nuevo Clase G también permite elegir entre varios modos de conducción que optimizan el rendimiento del motor. No en vano se pueden elegir hasta cinco modos de conducción, destacando el 'G Mode' como el más todotereno de todos. Asimismo, también existe la posibilidad de controlar electrónicamente los tres diferenciales con los que cuenta el coche.

También mejora su mecánica

Uno de los atractivos de este coche es, sin duda, su potente motor, principal encargado de que la enorme carrocería pueda superar todo tipo de obstáculos. Por el momento solo se conoce uno de los motores con los que el nuevo Clase G llegará al mercado, pero es más que suficiente para saber que será un coche tan poderoso como aparenta.

El único bloque que se conoce irá destinado al acabado G500, y será un V8 de cuatro litros con una potencia de 420 caballos, más que suficente para que este coche demuestre su valor tanto en sobre el asfalto como fuera de él. Es probable que, tras su lanzamiento, en mayo de 2018 reciba otros bloque más potentes, incluyendo un poderoso motor V12.

vista lateral mercedes clase g movimiento

La transmisión corre a cargo de una caja de cambios automática de nueve velocidades 'G-Tronic', que incluye reductora. Además, y como no podía ser de otra forma, la tracción es integral y cuenta con tres diferenciales independientes que garantizan el aprovechamiento máximo de la potencia en cada situación.

El nuevo Mercedes Clase G también cuenta con un nuevo sistema de suspensión más eficiente que su predecesor, mientras que la dirección tiene ahora asistencia eléctrica. Además, la estructura total del coche ha reducido su peso en más de 250 kilos, algo que siempre supone mejor rendimiento y menor consumo. En este último aspecto, el Clase G homologa el gasto medio de combustible en once litros cada cien kilómetros recorridos.

Versiones

Acabados, precios y datos de Mercedes Clase G

Acabados Potencia Consumo Combustible Ofertas Precio oficial
Mercedes Clase G 2018 500 422 CV 14,1/10,8/12,1 Gasolina
127.450 €Calcula tu seguro
Mercedes Clase G 2018 63 AMG 585 CV 16,5/11,1/13,1 Gasolina
173.750 €Calcula tu seguro
Mercedes Clase G 2018 350 d 286 CV 00/00/9.6 Diésel
114.500 €Calcula tu seguro

Hemos probado 4 Mercedes Clase G

Vídeos

Actualidad

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Mercedes Clase G

Servicios

Buscador de coches