Pasar al contenido principal

Brabus 900 Crawler: el Clase G pensado para dominar el desierto

Brabus 900 Crawler
Brabus

Así celebra Brabus su 45º cumpleaños

Brabus cumple 45 años y para celebrarlo han pensado en crear algo muy especial. Este preparador es conocido por idear versiones más extremas de modelos de Mercedes, pero esta vez han pensado en un proyecto 100% off road. Se llama Brabus 900 Crawler.

A partir del chasis de un Mercedes Clase G, este preparador alemán ha dado lugar a lo que podéis ver en las imágenes. Se trata de un vehículo todoterreno pensado especialmente para disfrutar en el desierto. De hecho, ahí es donde tendrías que conducirlo, ya que no está homologado para circular por carretera.

Según sus creadores, solo se fabricarán 15 unidades, las cuales se ensamblarán durante los próximos tres años. No es de extrañar, ya que cada ejemplar necesita de una gran cantidad de trabajo, pues casi nada del Clase G original permanece en este extremo todoterreno una vez que ha sido terminado.

De entrada, el Brabus 900 Crawler cuenta con una carrocería de fibra de carbono para garantizar la máxima ligereza, así como con detalles como un alerón trasero y una gran barra de luz en el techo. Se puede adivinar el coche del que parte por el frontal, pero el resto se caracteriza por la ausencia de puertas y por un aspecto más similar al de un buggy.

Así, en un primer vistazo podemos ver también el interior, donde también se encuentra la fibra de carbono en los asientos Recaro, por ejemplo. Aquí, este material se combina con la tela Silvertex roja, que también se usa en los barcos. 

Más allá de esto, en el habitáculo reina la austeridad, pero no se pierde la esencia del modelo original. Seguimos contando con el volante original -modificado y con la insignia Brabus-, así como con la instrumentación digital original. También se incluye un nuevo GPS enfocado al off-road, para no perderse entre las dunas del desierto…

Con 900 CV para hacer frente a todo

Y, por supuesto, si estás conduciendo en un entorno así, necesitas una mecánica acorde. Por ello, el motor del Brabus 900 Crawler sigue siendo un V8 biturbo de 4,5 litros de Mercedes, pero con distintas mejoras para alcanzar 900 CV de potencia y 1.250 Nm de par.

Esta fuerza se transmite a las cuatro ruedas mediante una caja de cambios automática de nueve relaciones, de manera que el preparador anuncia un tiempo de 0 a 100 km/h de 3,4 segundos, aunque la velocidad máxima se ha limitado a 160 km/h. ¿Para qué? Para proteger los neumáticos especiales que monta este todoterreno.

Y es que, como es de esperar, todo esto va acompañado de un extenso equipamiento para salir con total confianza de la carretera. Se han instalado unos nuevos ejes de pórtico, nuevos frenos e incluso una suspensión con recorrido de hasta 16 centímetros. Esto, sumado a una altura libre al suelo de 53 centímetros, garantiza un buen comportamiento off-road.

Eso sí, esto solo lo podrán comprobar 15 personas en todo el mundo -salvo que alguien quiera más de uno-. Para ello, deberán pagar la friolera de 749.000 euros, así que tendrán que ser verdaderos apasionados de los coches todoterreno…

Y además

Buscador de coches