Pasar al contenido principal

El Mercedes-AMG GT 63 S de Brabus tiene 800 CV

Mercedes GT 63 S de Brabus
Más madera.

El Mercedes-AMG GT 63 S de Brabus es el enésimo ejemplo de cómo el preparador es capaz de hacer que hasta la máquina más brutal de Mercedes sea todavía más salvaje. Su aspecto impone y tiene 800 CV para demostrar que está a la altura de estética.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

El motor 4.0 V8 es el principal protagonista del trabajo, ya que ha recibido, además de un remapeado de la ECU, nos nuevos turbos. El resultado supone un buen “chute” de potencia extra, añadiendo 161 CV y 100 Nm a los guarismos de los que hace gala de serie el modelo, consiguiendo desarrollar 800 CV y 1.000 Nm de par máximo.

Esto resulta en una mejora de tres décimas en su tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h, marcando un crono de 2,9 segundos, aunque se ha optado por mantener intacta su velocidad máxima limitada electrónicamente a 315 km/h.

No es la única mejora mecánica de la dispone el GT, puesto que también lleva instalado un nuevo sistema de escape fabricado en titanio y fibra de carbono con salidas de 90 mm y flaps activos que le permiten operar en dos modos, Sport y Coming Home.

Missing media item.

Lógicamente, el Mercedes-AMG GT 63 S de Brabus también cuenta con numerosas modificaciones en el apartado estético: kit de carrocería de carbono, entradas de aire mayores, un difusor trasero más agresivo, llantas de 21 pulgadas en el eje delantero y de 22 en el trasero, suspensión neumática que rebaja la altura de la carrocería en 25 mm… Y en el habitáculo no faltan el Alcantara, el cuero perforado, las costuras de contraste, molduras de aluminio, etc.

 

Buscador de coches

Y además