Una mirada atrás: la historia de los Lamborghini descapotables

El nuevo Lamborghini Huracán Spyder ya forma parte de una de esas grandes familias del automóvil: los Lamborghini descapotable.

No te pierdas: Chris Evans deja Top Gear

Como te puedes imaginar, el Lamborghini Huracán Spyder es un coche alucinante: tiene todo lo que un Lamborghini descapotable debe tener. En nuestra primera toma de contacto ya te dimos las principales claves del Huracán Spyder; hoy toca mirar atrás y conocer a su extensa familia, una historia que se remonta al año 1965 con el Lamborghini 350 GTS.

En estos 50 años, Lamborghini ha lucido en su gama alguno de los descapotables más rápidos y alucinantes del planeta: también alguno de los más caros y exclusivos. Quedarse con uno u otro es cuestión de gustos, cada uno tiene su favorito: ¡yo me puedo quedar con el que no queráis!

Lamborghini 350 GTS

El pionero: la versión descapotable del primer Lamborghini, el 350 GT, se presentó en el Salón de París de 1965 en forma de concept car. No sabemos si por complejidad técnica o por la falta de recursos de la marca en esos momentos, esta preciosidad jamás llegó a ser producida en serie.

Lamborghini Miura Roadster by Bertone

Este ‘one-off’ producido por Bertone en 1968 dejó con la boca abierta hasta al propio Ferruccio Lamborghini. Una vez más, la falta de rigidez del conjunto dejó a este proyecto en único: sin lugar a dudas, este Miura descapotable es uno de los objetos más deseables de la marca, aunque solo sea para ponerlo en un lugar destacado del salón y observar su belleza.

Lamborghini Silhouette

Saltamos hasta 1976 para encontrar otra auténtica rareza: el Lamborghini Silhouette. Este biplaza con motor V8 central recuerda mucho estéticamente a otros italianos ilustres de la época, como el Detomaso Pantera. Su techo targa y una velocidad máxima de 260 km/h lo hacían único y especial: las 55 unidades producidas, lo han convertido en uno de los Lamborghini de producción más exclusivos.

Lamborghini Jalpa

El Lamborghini Jalpa nació en 1981 como una evolución del Silhouette y situado en la gama como una opción menos radical que el brutal Lamborghini Countach. Fue el último Lamborghini en montar un propulsor V8, al igual que en el anterior, en posición central.

Lamborghini Diablo Roadster

El primer gran V12 descapotable de Lamborghini: el Lamborghini Diablo Roadster nació en 1996 con todo el sabor de la versión cerrada pero con un techo desmontable tipo targa tremendamente apetecible: una fórmula que se ha mantenido hasta el último gran V12 descapotable, el Aventador SV Roadster.

Lamborghini Murciélago Roadster

Conocido por su complejo sistema para montar el techo en caso, no fueron pocos los casos de Lamborghinis Murciélago rodaste con el interior mojado por culpa de un chaparrón imprevisto. Se produjeron dos versiones, la primera de 580 CV y el restyling, bautizado como LP640. El más exclusivo de todos es el Versace Edition, con únicamente dos ejemplares fabricados a más de un millón de euros cada uno.

Lamborghini Gallardo Spyder

El padre del Huracán Spyder nació en el año 2006 como el primer descapotable Lamborghini con motor V10. Nacido del Lamborghini Concept-S, recientemente subastado en Nueva York, es hasta la fecha el Lamborghini descapotable más popular. Al final de su vida comercial contó con muchas ediciones especiales: sin duda la más apetecible era la basada sobre el Superleggera, bautizada como Lamborghini Gallardo Perforaste.

Lamborghini Reventón Roadster

Entramos en la élite de Lamborghini, lo exclusivo entre lo exclusivo. El Lamborghini Reventón Roadster nació en 2009 como una versión ultra-cara del Murciélago LP640. Con diez caballos más, 650, y un diseño inspirado en el de un caza, su imagen dejó a todos con la boca abierta. Solamente se fabricaron 15 ejemplares a más de un millón de euros cada uno: como curiosidad, uno de ellos llegó a Madrid.

Lamborghini Aventador Roadster

El sustituto del Murciélago Roadster llegó con un sistema de techo muchísimo más avanzado e interesante. Las críticas al sistema original fueron clave para que Lamborghini se pusiese manos a la obra y crease dos paneles de fibra de carbono que se colocan con gran facilidad. Bajo el capó, el V12 produce 700 CV, convirtiéndose en uno de los descapotables más rápidos del planeta. El Lamborghini Aventador SV Roadster se ha convertido en el primer Lambo en llevar esas siglas sin techo: con 750 CV y un diseño más agresivo es sencillamente alucinante.

Lamborghini Aventador J

Señores, ante ustedes el Lamborghini descapotable más radical jamás salido de Sant’Agata. Producido como one-off para el Salón de Ginebra de 2012, finalmente llegó a ser matriculado y más de una vez se le ha visto lucir palmito por Puerto Banús, en Marbella. Sin parabrisas y con un interior reducido al minimalismo puro, es el Lamborghini Aventador más salvaje.

Lamborghini Veneno Roadster

Otro que no anda lejos. El Lamborghini Veneno Roadster es un homenaje que la marca se dio para celebrar su 50 aniversario. Con nueve ejemplares fabricados por más de 3,5 millones de euros cada uno, es uno de los coches con un aspecto más increíble: parece sacado de un videojuego del futuro.

Lamborghini Huracán Spyder

El último en llegar. El sustituto del Lamborghini Gallardo Spyder tiene todo para triunfar: un diseño espectacular, un motor delicioso, un techo de lona clásico y un torrente de placer cuando te pones a sus mandos único. Con 610 CV, dejaría en la cuneta a la mayoría de sus antepasados, incluyendo a la mayoría de V12’s.

No te lo pierdas:

Historia de Nismo: de un sedán al GT-R más rápido de la historia

¿No conoces la historia de Spyker? 135 años de sombras y luces

Puro lujo: estos son todos los Rolls-Royce Phantom de la historia

Una historia de éxito: un repaso a los Aston Martin DB

¿Te gusta el Bugatti Chiron? Estos son sus orígenes modernos

Fotos: un repaso a los mejores Alpine de la historia

Lecturas recomendadas