Pasar al contenido principal

Nissan GT-R Liberty Walk. ¡Vaya pintaza que tiene este japo!

Una imagen un poco más picante nunca viene mal.
Nissan GT-R Libery Walk

Nissan tiene en su catálogo uno de los coches deportivos más impresionantes y efectivos que puedes comprar hoy en día. Me estoy refiriendo, cómo no, a Godzilla. Al Nissan GT-R. Un modelo que llama muchísimo la atención no solo por sus prestaciones, sino también por su estética. Pero si quieres algo más siempre puedes optar por este Nissan GT-R Liberty Walk. Un modelo con el que seguro no pasarás desapercibido, aunque también hay que decir que la jugada no te saldrá precisamente barata. Pero, ¿qué es el Nissan GT-R Liberty Walk? Sigue leyendo, que te lo explico.

Nissan GT-R Liberty Walk, una vuelta de tuerca estética más para Godzilla

Liberty Walk es uno de los preparadores de coches deportivos más importantes del mundo. Es japonés, y quizá por eso este Nissan GT-R Liberty Walk sea tan importante. Se han atrevido a meterle mano a un producto patrio. ¡Qué demonios! A un icono de Japón. Y eso ya dice mucho de las ambiciones de este modelo que, dicho sea de paso, luce impresionante. En cualquier caso, no es la primera vez que en Liberty Walk le meten mano a un GT-R...

Sea como fuere, el nombre por el que le he llamado más arriba no es el correcto. Lo más adecuado sería llamarle LB-Silhouette Works GT 35GT-RR. Aunque, entre tú y yo, me parece mucho más cómodo decirle Nissan GT-R de Liberty Walk. Las mejoras estéticas de este kit aerodinámico son evidentes y le convierten en un vehículo todavía más agresivo. Por si fuera poco. Aun así, los neumáticos, los vinilos y la suspensión rebajada que ves en las imágenes no están incluidas en el paquete.

Nissan GT-R Libery Walk trasera

Pero lo cierto es que podrían estirarse un poco, porque al cambio cuesta algo más de 30.000 euros. ¡Vaya pastón! A cambio de ese dineral, incluye un paragolpes delantero más radical y con añadidos de competición, uno trasero que incluye un difusor funcional (no podía ser de otra manera), el alerón fijo que ves en la foto de aquí arriba, unos pasos de rueda ensanchados hasta el infinito, unos faldones laterales y un capó y un portón trasero diferentes a los del modelo estándar.

Lo más importante es que no solo mejora su imagen. El kit de Liberty Walk para el Nissan GT-R también influye en su aerodinámica y está fabricado en polímeros reforzados con fibra (FRP), si bien si te acercas a los 50.000 euros podrás escoger uno realizado en polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP). No obstante, si lo que buscas es lo más ligero y efectivo tendrás que desembolsar casi 70.000 euros. Más de lo que cuesta un GT-R de segunda mano.

Fotos: Liberty Walk

Y además