Pasar al contenido principal

Nissan GT-R de segunda mano, ¿vale la pena?

deportivos coches ocasion 2008
Su precio de segunda mano es atractivo, pero: ¿vale la pena?

Comprar un Nissan GT-R de segunda mano es algo muy atractivo si quieres tener uno de los coches deportivos más impactantes en tu garaje sin dejarte un riñón. Sus prestaciones son de infarto, incluso en la primera versión de 2008, ahora bien, no deja de ser una obra de arte de la ingeniería con todo lo que ello comporta. ¿Vale la pena comprar un Nissan GT-R de segunda mano?

Lo primero que hay que hablar es sobre el precio del Nissan GT-R de segunda mano. Ojo, es un coche que está manteniendo muy bien su valor: los primeros Nissan GT-R costaban nuevo sobre 80.000 euros y a día de hoy muchos todavía rondan los 60.000 euros. Sí, no es barato, pero lo puedes encontrar algo más barato, sobre los 50.000 euros.

 

Lo mejor del Nissan GT-R de segunda mano

Está claro que es un coche impresionante. Su motor V6 y toda la tecnología que implementó le convirtieron en un objeto de deseo. Si el Nissan Skyline GT-R R34 ya tenía muchos fans, el Nissan GT-R llevó ese concepto a un nuevo nivel, al de la tecnología punta, la ingeniería más impresionante y todo eso a un precio razonable: prestaciones de 911 Turbo a mitad de precio.

 

deportivos coches ocasion 2008

 

Su llegada al mercado supuso un impacto espectacular y es por eso que a día de hoy mantiene tan bien su valor. Es un coche que ya forma parte de la historia del automóvil y lo mejor de todo: el paso del tiempo le ha afectado poco. El coche de hoy es muy similar al coche de 2008.

Sí, las mejoras son muchas, sobretodo en términos de calidad, fiabilidad o prestaciones, pero no están tan lejos, por eso el Nissan GT-R de segunda mano es una opción muy tentadora para los que buscan prestaciones, imagen icónica y un precio razonable. 

 

¿Cuánto cuesta mantener un Nissan GT-R?

Lo primero que debes tener en cuenta es que es un superdeportivo con todo lo que ello comporta. Mantener un Nissan GT-R es caro, el motor se debe revisar cada seis meses o 10.000 kilómetros y obviamente son más caras que las de un Nissan Micra. 

También debes tener en cuenta que el consumo, especialmente en la primera versión de 480 CV, era alto, muy alto. Debes contar con consumos que pueden superar los 15 litros de media a ritmo tranquilo, por encima de los 20 litros cuando quieres la máxima deportividad.

 

deportivos coches ocasion 2008

 

Por supuesto, un coche tan potente y tan pesado (1.740 kilos) tiene muchos elementos de desgaste que pueden fallar con el tiempo y sus recambios son caros. Los neumáticos por ejemplo sufren bastante: aguantan entre 3.000 y 10.000 kilómetros según el tipo de uso y su precio puede rondar los 300 a 500 euros por neumático.

A todo esto debes sumar otros elementos como el seguro o los impuestos municipales: el seguro de un Nissan GT-R para un conductor de 35 años con 10 años de carné ronda los 2.200 euros. Todo suma y en un coche así puede ser recomendable tener un buen seguro detrás por si hay problemas.

 

Fallos del Nissan GT-R de segunda mano

Está claro que el Nissan GT-R es un coche interesante pero también tiene sus elementos que hay que vigilar. El motor V6 bi-turbo no ha dado problemas de fiabilidad en ninguna de sus evoluciones, por lo que en ese sentido puedes respirar tranquilo: ¡incluso hay gente que lo sube por encima de los 1.000 CV sin problemas!

El principal fallo del Nissan GT-R, especialmente en la primera generación, es la transmisión. Algo que siempre me ha llamado la atención en los GT-R es lo delicada que parece la transmisión. El ruido y lo poco refinado de sus transmisiones: ¡da la sensación que se puede romper en cualquier momento!

 

deportivos coches ocasion 2008

 

Este poco refinamiento es normal y ocurre incluso en los GT-R más nuevos, pero sí es cierto que en la primera generación la transmisión era más débil, especialmente si se le machacaba en exceso. Ese puede ser el mayor riesgo en un Nissan GT-R de segunda mano: debes asegurarte que el mantenimiento de la transmisión es el correcto e intentar averiguar el uso que ha tenido con sus anteriores propietarios.

Sí o sí debes probar el funcionamiento de la transmisión, tanto en una conducción tranquila cambiando a bajas vueltas como apurando más la mecánica. Debes comprobar que el ordenador de a bordo no muestra ningún fallo y que las transiciones son rápidas. Si duda o si tarda una eternidad en realizar el cambio, sospecha negativamente.

¿Algún fallo más de fiabilidad? En líneas generales no, pero sí debes tener en cuenta elementos de desgaste como la suspensión o los frenos. Es un coche de altísimas prestaciones y un peso alto por lo que pueden sufrir más que en otro tipo de vehículos. 

En líneas generales el principal problema del Nissan GT-R es la transmisión, especialmente en los primeros ejemplares. Y sí, aunque el precio es atractivo, ojo porque el mantenimiento es el de un superdeportivo. Yo creo que para poder comprarlo debes poder pagarlo a toca teja y tener cierto pulmón financiero. No recomendaría su compra si no tienes mucho dinero.


 

Buscador de coches

Y además