Pasar al contenido principal

Audi RS5 Sportback: ¿un 'caramelito' en exclusiva para EEUU?

Un rival de altura para el M3 y el C63.

sedan deportivo lujo salon nueva york verde

Audi, BMW y Mercedes suelen calcarse buena parte de sus modelos, al menos los que más y mejor se venden. Es por eso, que el Audi RS5 Sportback que se acaba de presentar en el Salón de Nueva York 2018 no nos sorprende lo más mínimo: tanto BMW como Mercedes tenían un sedán compacto de altos vuelos, Audi no se podía quedar atrás ofreciendo solamente una versión coupé de su deportivo de tamaño medio.

Y llega con todo lo que esperas en un Audi RS5: una imagen brutal, un interior lujoso y un motor potente y eficiente. Todo ello aderezado ahora con dos puertas extra en la parte trasera y un mayor maletero que será delicioso para aquellos que quieran un deportivo ‘pata negra’ pero con un componente más práctico. ¡Vamos a repasar qué ofrece este nuevo Audi RS5 Sportback!

 

 

Quiero empezar por la estética: Audi es inteligente basando su sedán deportivo sobre la base del Audi A5 Sportback y no sobre el Audi A4, el que sería rival directo de sus vecinos de BMW y Mercedes. El A5 es más estilizado, gracias a una carrocería de estilo coupé muy conseguida y con detalles muy chulos, como la ausencia de marcos en las puertas o un frontal con un toque más afilado. 

El estilo del Audi RS5 luce de maravilla en esta versión Sportback: a nivel estético apenas encontramos cambios, ya que luce el mismo frontal, la misma trasera y solamente aporta unas nuevas llantas de 20 pulgadas y cinco palos que lucen sensacional. Como ya ocurre en el coupé, los clientes podrán elegir la mayoría de detalles estéticos en tres acabados: negro, aluminio mate y fibra de carbono. Estéticamente pocas pegas, como es de esperar: ¡Audi juega sobre seguro!

 

Vídeo: el Audi e-tron, primer eléctrico de la marca, en movimiento

 

En el interior tampoco encontramos cambios, más allá de las cinco plazas y un maletero que aumenta hasta los 480 litros de capacidad. Esta se puede ampliar todavía más gracias a una segunda fila de asientos completamente abatible según las necesidades. Por supuesto la versión Sportback también recibe los elementos interiores propios del RS5, como las inserciones de fibra de carbono, los asientos deportivos con costuras en forma de hexágono, el volante deportivo o el cuadro de mandos digital personalizable. Un interior que combina lujo, calidad y deportividad a partes iguales.

Bajo su agresiva carrocería no hay cambios respecto al RS5 Coupé: se mantiene el motor V6 biturbo de 2.9 litros con 450 CV asociado a una caja de cambios tiptronic de ocho velocidades y convertidor de par. El par se manda a las ruedas mediante la tracción integral Quattro con diferencial central que distribuye la potencia, de manera estándar, en un 60% al eje trasero. No obstante, es capaz de enviar la potencia a cada eje según las necesidades, hasta un máximo de un 85% del par al eje delantero y hasta un 70% al trasero.

 

 

La suspensión de serie es 7 mm más baja que la del Audi S5 Sportback y ofrece un buen compromiso entre deportividad y confort. Los más sibaritas pueden elegir la suspensión RS Sport con el sistema Dynamic Ride Control para modificar todavía más las sensaciones entre una conducción tranquila o dinámica. De manera opcional, los compradores también puede dotar a este sedán deportivo de frenos cerámicos o de una dirección dinámica puesta a punto por los chicos de Audi Sport.

Con todo ello, el Audi RS5 Sportback es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos y rozar los 300 km/h. Sin duda, un rival de altura para el BMW M3, el Mercedes-AMG C63 y el Alfa Romeo Giulia QV, aunque de momento Audi nos ha querido dejar en tensión anunciando su lanzamiento en exclusiva para EEUU y Canadá en la segunda mitad de 2018. Repito: Audi no ha confirmado la llegada del Audi RS5 Sportback a Europa pero sería un sinsentido que un coche tan interesante se venda en Oklahoma y no en Munich o Madrid, ¿no te parece?

Toda la gama del Audi A5, aquí
 

Lecturas recomendadas