Pasar al contenido principal

La Scuderia Cameron revela en Ginebra su primer coche (brutísimo) de calle

Quieren que sea el coche más rápido que jamás haya dado una vuelta en Nürburgring.

La Scuderia Cameron Glikenhaus desvelará una de las grandes novedades del Salón de Ginebra 2017, el SCG003S, su primer coche de calle (aunque las cifras que nos dieron al principio difieren un poco de las actuales. Minucias). Se trata de una evolución directa de su hermano de carreras, el SCG003C, que ya ha competido en varias pruebas de resistencia… entre ellas, las 24 horas de Nürburgring, donde ganó en su categoría.

El SCG003S está llamado a ser el vehículo de carretera con el paso por curva más rápido del mundo. Su aerodinámica avanzada (su capacidad en este apartado es similar a la de los prototipos deportivos, las barquetas que participan en los eventos de resistencia) generará una fuerza de agarre que superará los 700 kg a 250 km/h, según los datos que acaba de dar a conocer la compañía. Asimismo, creará fuerzas de 2 gigas en los giros.

Si estas cifras marean, espera a leer las referidas a sus prestaciones: 0 a 100 en menos de 3 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h. Si nos basamos en los cronos que su gemelo de competición ha marcado en Nürburgring, el tiempo equivalente para el SCG003S rondaría los 6’30”, estableciendo nuevas marcas para los automóviles de producción.

El coche ha sido construido a mano en Italia por Manufattura Automobili Torino (MAT), que ha empleado un chasis de fibra de carbono impulsado por un motor 4.4 biturbo con 800 CV y 850 Nm de par. La compañía se ha preocupado de ofrecer a sus clientes un alto nivel de personalización (acabados interiores casi a la carta, volante a la derecha, ciertas especificaciones mecánicas…) para que la conducción de este vehículo sea una experiencia hecha a medida.

SCG003S (I)

En Ginebra también se expondrá el SCG003CS (Competizione Stradale), un coche único que ha sido realizado para el fundador de la empresa, Jim Glickenhaus, por MAT. Puede circular legalmente por carretera y es un ejemplo de customización llevada al extremo: interior en azul, transparencias en el mismo color en la carrocería, un alerón trasero, llantas de 19” en el eje delantero y de 20” en el trasero, neumáticos especiales Dunlop… A pesar de estar derivado de la competición, cuenta con placas del estado de Nueva York y puede circular por la calle. Donde, posiblemente, no lo verás nunca.

Lecturas recomendadas