El último Bugatti Centodieci ya se ha entregado a su dueño

Último Bugatti Centodieci fabricado

Solo 10 Bugatti Centodieci se iban a fabricar, con un precio de 8 millones de euros cada uno. Ahora, el último acaba de ser entregado.

El Bugatti Centodieci representa la exclusividad dentro de una marca ya de por sí definida por ello. Se trata de un coche muy especial, ya que homenajea al icónico EB110 de los años 90 y su producción está limitada a solo 10 ejemplares. Solo unos pocos afortunados pudieron hacerse con él y ahora se acaba de entregar el último fabricado a su dueño.

Tal y como ha anunciado Bugatti, el último de estos superdeportivos ya está con su propietario. Como los demás compradores, lo adquirió por un precio de unos 8 millones de euros antes de que fuese desvelado. Eso sucedió en 2019, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha puesto fin a su producción, en un proceso hecho a mano.

De esta manera, el coche que veis en las imágenes es el que cierra la fabricación de este modelo. Por el exterior, se presenta pintado en color blanco Quartz White, así como cuenta con un acabado en negro Black Carbon por la zona inferior. Las rejillas también se han pintado de negro, mientras que se pueden ver detalles en azul que marcan el contraste.

En concreto, el color Light Blue Sport está presente en las pinzas de freno, así como en la inscripción del nombre del coche del alerón trasero. Sin embargo, es en el interior del último Bugatti Centodieci donde este tono cobra protagonismo.

En el habitáculo, la piel de este color es lo que domina, pero también hay un detalle que diferencia a esta unidad: un patrón de cuadros en el túnel central, los asientos, los paneles de las puertas y las alfombrillas. Este es uno de los toques que hacen de este ejemplar algo único, aunque hay algo común en cada una de las 10 unidades: la impresionante mecánica.

El motor del Bugatti Centodieci es el mismo en todos los coches fabricados, pero no decepcionará a ninguno de los compradores, ya que se trata del icónico W16 de 8 litros de la marca. Cuenta con 1.600 CV de potencia y permite firmar una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos, con una velocidad máxima de 380 km/h.

Sin duda, estas cifras son muy llamativas y en la marca han combinado esto con un ajuste del chasis y la suspensión para lograr ofrecer la mejor experiencia de conducción posible. Esto será así especialmente a altas velocidades, aunque algo nos dice que ni este ni ningún otro Bugatti Centodieci será llevado hasta su límite. Al fin y al cabo, se trata de superdeportivos casi únicos…