Pasar al contenido principal

¿Por qué es una buena idea que el Mazda 2 solo se venda con un solo motor?

Le basta y le sobra.

El nuevo Mazda 2 2020 ya está disponible y el fabricante japonés ha creído conveniente que su gama integre una única motorización. Puedes ver que sus sensaciones son muy buenas si vas a nuestra prueba del Mazda 2 2020. Sin embargo, si quieres saber por qué creo que Mazda ha acertado reduciendo su oferta mecánica a un solo motor en el Mazda 2, debes seguir leyendo. Sí, ya sé que ha recibido diversas mejoras en su diseño, en su tecnología o en la calidad de su interior. Pero quiero centrarme únicamente en su propulsor. Que no se si lo sabes, pero además es micro híbrido.

Mazda 2: ¿por qué solo tiene un motor?

Lo mires por donde lo mires, el Mazda 2 es interesante. Tiene un precio que con descuentos se puede quedar en unos 15.000 euros, su imagen es bastante diferente a la de la competencia y se siente como un coche ligero, de los de antes. Cuenta con lo necesario para que sientas que estás en un vehículo bien hecho, pero sin nada superfluo. Esto hace que supere por poco la tonelada. ¿Y por qué me lío con esto del peso? Pues para hacerte saber por qué su motor es el idóneo a pesar de una potencia que a priori podría parecer demasiado baja.

Prueba Mazda 2 2020
Así es el interior del nuevo Mazda 2 2020.

Se trata de un bloque de gasolina de la familia Skyactiv-G con 1.5 litros de cilindrada, una potencia de 90 CV y un par motor máximo de 148 Nm. Para mover sus aproximadamente 1.150 kg le da, y bien. Tanto es así que puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 183 km/h. Me parece que no hay muchos coches que con 90 CV puedan llegar a este nivel de prestaciones.

Sin embargo, lo mejor de todo es su eficiencia. El Mazda 2 homologa un consumo en ciclo combinado, según la exigente normativa anti contaminación WLTP, de 5,3 l/100km. Esta cifra es completamente real y con un poco de cuidado se puede incluso bajar de los 5 l/100km. Sus emisiones de CO2 rondan los 120 g/km, que también está muy bien. Al menos le vale para obtener la etiqueta ECO de la DGT, porque exacto: este coche es micro híbrido. Lo cual ayuda a reducir tanto el consumo de combustible como las emisiones.

Prueba Mazda 2 2020

Eso sí, hay una única excepción que no es precisamente la más recomendable a no ser que no salgas prácticamente nada de la ciudad. Estoy hablando del Mazda 2 automático. El tacto de la transmisión manual es muy bueno y cómodo, y el funcionamiento del automático se suele quedar estancado en las 3.000 rpm. Así que ya sabes por qué este urbanita no necesita más motores. Aunque no nos sobraría uno con 130 o 150 CV...

Y además