Pasar al contenido principal

Prueba Mazda 2 2020: si eres un urbanita nato, este coche te interesa

Con la campaña de lanzamiento y la de financiación, por 15.000 euros es tuyo
7 10

Nuestro veredicto

Prueba del Mazda 2 2020. Una de las paradojas de la normativa europea de emisiones (CAFE; Company Average Fuel Economy) es que uno de los segmentos más penalizados va a ser el de los urbanos y eléctricos. Y resulta paradójico, pues en teoría son los más eficientes. Pero entre que para un coche de unos 15.000 euros no compensa económicamente la instalación de un módulo híbrido –o convertirlo directamente en eléctrico– y por otro lado, la citada normativa de emisiones tiene también en cuenta el peso del automóvil como factor corrector –en este caso, en contra–, no es de extrañar que en los próximos meses veamos desaparecer de muchas gamas los vehículos más pequeños.

En el caso de Mazda, no renuncian a su modelo más pequeño, el Mazda 2, pero sí han reducido a un solo motor, el 1.5 Skyactiv G de 90 CV su oferta mecánica.

MX-30: Así es el primer coche eléctrico de Mazda

El Mazda 2 2020 ha adoptado el lenguaje de diseño Kodo (alma en movimiento, en japonés), de ahí que parezca un mini Mazda 3, con todo lo bueno que eso tiene, pues el compacto japonés es uno de los más bonitos del mercado.

Mazda 2 2020 interior

El interior del Mazda 2, por su parte, destaca por los asientos delanteros, un puesto de conducción con mejores materiales al tacto y a la vista, y el sistema Mazda Connect, ahora compatible con Apple Car Play y Android Auto (de serie en toda la gama).

Prueba Mazda 2 2020
Así es el interior del nuevo Mazda 2 2020.

En este sentido, Mazda ha rediseñado los asientos delanteros, lo que favorece que los ocupantes adopten una postura ideal que reduce la oscilación de la cabeza y la fatiga, y por tanto, la experiencia de conducción durante y después sea mucho más óptima.

Las plazas traseras del Mazda 2, por su parte, son más bien justas para un adulto de 1,82 m de altura, como es mi caso, tanto para el espacio de las rodillas como para la cabeza, sobre todo si quien va al volante es también una persona alta.

Prueba Mazda 2 2020
Las plazas traseras del Mazda 2 2020 son bastante justas para un adulto de 1,82 m de altura.

En cuanto al maletero, el Mazda 2 tiene un volumen de 250 litros, lo justo para que quepan dos trolleys y dos bolsas de mano.

Mazda 2 prueba 

Como decía lineas más arriba, la gama mecánica del nuevo Mazda 2 se ha simplificado y ahora sólo está disponible con el motor 1.5 Skyactiv-G de gasolina de 90 CV, ya sea con cambio manual de 6 velocidades –y con módulo Mild Hybrid (motor eléctrico auxiliar y energía recuperada para mejorar las cifras de consumo y reducir emisiones, sobre todo al arrancar el coche), con lo que consigue la etiqueta Eco de la DGT– o automático de 6 relaciones, aunque en este caso no es MHEV y, por tanto, no tiene derecho a la pegatina de la DGT. Es, por tanto, el Mazda 2 con cambio manual es un coche híbrido, con todas las de la ley.

Nada más tomar asiento en el Mazda 2 2020 siento el espíritu Jinba-Ittai (unión jinete y caballo). Que quede claro que ni me he fumado nada raro, ni tampoco me acompaña un chamán de la selva peruana-; me refiero a que como ocurre en el Mazda 3, en el Mazda 2 es sencillo encontrar la postura ideal.

No te pierdas: Los 50 coches eléctricos que llegarán en 2020

Primero voy a probar el Mazda 2 2020 con cambio manual. Nada más arrancar e iniciar la marcha se nota el buen trabajo realizado tanto en el apartado de insonorización como en el de las suspensiones. El Mazda 2 es muy cómodo –y lo he podido comprobar en las accidentadas carreteras griegas, donde se ha realizado la prueba dinámica– y está bien aislado acústicamente hablando. Además, el equipo de desarrollo ha rediseñado el habitáculo del Mazda 2 de manera que se pueda mantener una conversación normal incluso a 100 km/h. 

El cambio manual del Mazda 2 2020 es simplemente una maravilla, las marchas entran suavemente. La dirección tiene un tacto correcto –pensada para un conductor normal, que es a quien dirigirse Mazda– y es bastante precisa. A alta velocidad, el Mazda 2 tiene cierto carácter subvirador, y aunque se siente su ligereza (pesa algo más de una tonelada), no derrocha agilidad. Eso sí, en tráfico urbano se siente mucho más a gusto, como es lógico. Al final del recorrido, he logrado un consumo de 5,0 l/100 km.

Prueba Mazda 2 2020

Luego pruebo el Mazda 2 2020 con transmisión automática –y que no es MHEV y que cuesta 2.450 euros más con respecto al mismo acabado (Black Tech Edition) con cambio manual–. Si te metes en el tráfico ratonero de una gran ciudad, repleto de atascos, sin duda ninguna, esta variante es la más cómoda, porque te olvidas del pie izquierdo y de cambiar de marcha. Ahora bien, cuando sales a carretera la realidad cambia diametralmente. La variante automática cuenta con un modo Sport, que no entiendo muy bien para qué existe, pues no sube de marchas y no baja de revoluciones –parece quedarse enganchado en las 3.000 rpm y de ahí no sale–, por lo que al final no te queda más remedio que recurrir a las levas. Sinceramente, para ese viaje no eran necesarias alforjas. Por tanto, me quedo con la variante de cambio manual del Mazda 2.

El Mazda2 ya está a la venta con una campaña de descuento (-3.000 euros) y financiación (-1.000 euros).
 

Y además