Pasar al contenido principal

¿Es una buena idea que no vayan a existir más Nissan Qashqai diésel?

Nissan Qashqai
Solo estará disponible con sistemas de propulsión de gasolina... e híbridos.

El Nissan Qashqai está a punto de cambiar radicalmente tal y como lo conocemos. Nissan tiene ya casi preparada la nueva generación del que dicen es el primer SUV que ha existido jamás. Al menos eso defienden siempre desde la marca. Pero es que con el nuevo Nissan Qashqai 2020 llegará un cambio radical, algo que podría marcar el devenir de sus ventas. Y es que el Nissan Qashqai 2020 diésel simplemente no existirá. La firma japonesa se olvida de los propulsores de gasóleo para la nueva entrega de este modelo en una decisión que parece bastante arriesgada pero, ¿es buena idea deshacerse de los motores diésel en el nuevo Qashqai?

El Nissan Qashqai 2020, sin motores diésel

En este momento, el Nissan Qashqai diésel es una realidad. De hecho, resulta especialmente interesante el que va asociado a un motor dCi de 150 CV. Lo puedes escoger con un sistema de tracción delantera o con uno a las cuatro ruedas, además de con una transmisión manual o automática. No obstante, esta última implica un cambio de variador continuo o CVT, así que te recomiendo que elijas la variante manual. Es una de las configuraciones más interesantes del modelo nipón.

Luego está la opción de ligarlo a un bloque dCi, pero en este caso de 115 CV. Una alternativa que, bajo mi punto de vista, no es ni de lejos tan atractiva como el más potente. Sin embargo, los que realmente le han hecho daño a los motores diésel del Nissan Qashqai han sido la nueva generación de mecánicas de gasolina. Se trata de los propulsores DIG-T, que se pueden escoger con 140 o con 160 CV. Recurren al downsizing y están funcionando bien comercialmente por su relación entre prestaciones y eficiencia.

Nissan Qashqai

Y es que mientras los dCi se van a unos 5,5 o 6 l/100km en conducción real, los de gasolina rondan los 7 o 7,5 l/100km. Una diferencia pequeña en consumo pero grande en agrado de conducción y en contaminación. Pero el Nissan Qashqai 2020 vendrá sin motores diésel... y con alguna variante híbrida que incluirá un propulsor eléctrico. De hecho, será el principal, pues el motor de combustión solamente cargará la batería para que proporcione fuerza al motor eléctrico y funcionar como un coche 100% eléctrico.

No obstante, todavía no está descartada una versión híbrida enchufable. Lo que está claro que es parece una buena jugada siempre que se den varios condicionantes. El primero es que el precio no se dispare, porque si va a haber que pagar 45.000 euros por un Qashqai mucha gente se lo pensaría. El segundo es que lo claven con la autonomía, y que tenga al menos 400 o 450 km. Con el propulsor térmico no debería haber problema. Y el tercero y último, pero no por ello menos importante, es que tenga una potencia suficiente, lo que parece estar claro viendo el rumbo del segmento. ¿Qué nos deparará el futuro Nissan Qashai?

Etiquetas:

Diésel SUV SUV compacto

Y además

Buscador de coches