Pasar al contenido principal

El nuevo Qashqai llega en septiembre sin diésel y con híbrido en serie

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.
Nissan Qashqai Q-Line

El Nissan Qashqai de actual generación está a punto de ser relevado por su sucesor, una nueva entrega que veremos el año que viene. Pero, ¿sabes qué? Que formará parte de los coches híbridos más interesantes, de los SUV híbridos en concreto. Porque el próximo Nissan Qashqai no estará disponible con motor diésel. Su gama estará conformada por mecánicas de gasolina... e híbridas. De esta forma, el fabricante japonés repudia las mecánicas de gasóleo y parece que el resto de modelos de su oferta le seguirán en un futuro más bien próximo.

El próximo Nissan Qashqai no será diésel

Así es, el Nissan Qashqai diésel ya no estará presente en las posibles configuraciones de la siguiente entrega del SUV más famoso de Nissan, según han confirmado los compañeros de Automotive News Europe. Así, la marca nipona ofrecerá la tercera generación de este SUV compacto con el sistema de propulsión e-Power. Su llegada se espera para el próximo mes de septiembre y esta motorización, famosa en Japón, permite utilizar el coche como un eléctrico. Lo único que hace el motor de combustión es cargar la batería.

Eso sí, para nada está descartado que el Qashqai se pueda ofrecer con una alternativa híbrida enchufable utilizando alguno de los sistemas de propulsión vistos ya en Renault y/o en Mitsubishi, fabricantes con los que comparte alianza. Como es normal, lo que ha motivado esta decisión de no contar con motores diésel es la baja demanda que tienen, pues desde el año 2017 ha descendido entre un 30% y un 45%.

Nissan Qashqai Q-Line

De esta manera, Gianluca de Ficchy, presidente de Nissan Europa, ha dicho que "hemos visto una caída significativa del diésel y nos estamos adaptando a esa tendencia". La idea que tienen en el seno de la marca japonesa es que el 40% de las ventas de Nissan en Europa de cara al año 2022 sean coches electrificados. "Asumimos que el mercado global de coches electrificados estará entre el 20% y el 24% para el año 2022, pero nosotros queremos el 42% en Europa", añadió.

Además, esto ayudará a mejorar la imagen de Nissan de cara a la gente, así como a cumplir con los objetivos de emisiones de CO2. Sin embargo, existen algunos riesgos. Que no vaya a haber un Nissan Qashqai diésel será un duro escollo en un segmento en el que los vehículos movidos por gasóleo significaron un 44% de las ventas totales el año pasado. Los SUV de gasolina no son tan eficientes y gastan bastante. Aun así, el Qashqai no será el primer SUV en dejar de ofrecer esta motorización.

Y además