Pasar al contenido principal

Cara a cara: ¿es mejor el BMW M5 Competition que el Mercedes-AMG E 63?

BMW M5 Competition
La vieja historia de siempre, ¿Bimmer o Merche?

Si tienes que elegir entre BMW M5 Competition y Mercedes-AMG E 63 déjame primero que te dé mi más sincera enhorabuena. Cuando alguien se debate entre estos dos coches ya sabe que va a acertar seguro. BMW y Mercedes han creado dos monstruos, dos bestias capaz de lo mejor en casi cualquier tipo de circunstancias. No te vas a llevar al Serie 5 en su versión M Competition o al Clase E en su variante AMG de safari. Aunque podrías, ya que son 4x4. Con sus limitaciones, pero podrías. Sin embargo, son devoradores de asfalto, tragakilómetros sin remedio. Ya sea en carretera abierta o en circuito. Ahora bien, ¿cuál es el que mejor encaja contigo?

¿BMW M5 Competition o Mercedes-AMG E 63?

Empecemos por cómo lucen. Es verdad que tanto BMW M5 Competition como Mercedes-AMG E 63 están envueltos en la misma carcasa que las versiones convencionales del Serie 5 y del Clase E. Pero tampoco hay que ser un lince para darse cuenta de que bajo el capó se esconde algo gordo. Carrocería ensanchada, llantas grandes y llamativas, piezas de fibra de carbono por algún que otro lado, partes oscurecidas y escapes en los que cabría una pelota de tenis. Y eso sin arrancar.

Por dentro, más de lo mismo. Si ya la calidad de estas dos berlinas en sus variantes estándar es exquisita, en estos dos la cosa se acentúa. En ambos nos encontramos con asientos específicos y cuero de la mejor calidad. Además, también hay algunas distinciones propias de su deportividad, o molduras terminadas en carbono.

Mercedes-AMG E 63

Los maleteros son de algo más de 500 litros, suficiente para cualquier familia, y el diseño llama la atención por sus dos pantallas, una para la instrumentación y la otra para el sistema de infoentretenimiento. Quizá el aspecto del Mercedes-AMG E63 sea algo más clásico, pero rompe la tendencia con la unión de sus dos display, mientras que en el BMW M5 Competition están separados, sobresaliendo el del infotainment del salpicadero.

Por motor no te preocupes, ya que vas a ir sobrado. En el de la hélice hay un 4.4 V8 de 625 CV y 750 Nm de par motor máximo que le hace llegar hasta los 100 km/h desde parado en 3,3 segundos. Y en el de la estrella (siempre hablando de la versión E 63 S, dato importante) estas cifras son de 612 CV, 850 Nm y 3,4 segundos en el 0 a 100... a partir de un 4.0 V8. Números de superdeportivo.

¿Y de caros? Carísimos. Estaba cantado. Pero cuando tienes que decidirte entre BMW M5 Competition o Mercedes-AMG E 63 parece obvio que el dinero no es un problema para ti. No obstante, y para aquellos a los que le interese el dato, el M5 sale desde más o menos 150.000 euros, por los aproximadamente 148.500 que cuesta de salida el E 63 S (unos 135.000 sin la 'S').

Todo sobre BMW

Acabados de BMW M5 2017 más populares:

Todo sobre BMW Serie 5

Todo sobre Mercedes

Acabados de Mercedes Clase E Berlina AMG 2018 más populares:

Todo sobre Mercedes Clase E

Buscador de coches

Y además