Pasar al contenido principal

Condenado a 4 meses de cárcel por bajar con su coche un tramo de escaleras

Amigo, no hay atajo sin trabajo... ni castigo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Así se bajan las escaleras con un Mercedes Clase A

Un conductor ha sido condenado en Gran Canaria a cuatro meses de prisión y a ocho de retirada de carnet. ¿Y qué delito vial ha cometido el amigo? Al parecer quiso escapar de un atasco de un modo, digamos, poco ortodoxo y convencional.

Todo sucedió durante la Cabalgata del Carnaval que se celebró el pasado 24 de febrero en la localidad insular de Arguineguín. El Fittipaldi de la historia, un vecino de 42 años de Las Palmas de Gran Canaria, se vio en medio de la fiesta. Y para evitar la espera decidió tirar por la calle de en medio. Bajó con su Mercedes Clase A un tramo de escaleras de unos 15 metros, evidentemente, de uso peatonal. 

Pero claro, ya dice el refrán que no hay atajo sin trabajo. Cuando descendió con el vehículo, cuyos bajos iba golpeando con los escalones, llegó a la acera. Allí se topó con varios 'obstáculos'. Una farola y diversos automóviles aparcados le dejaron en un 'callejón sin salida'. 

 

 

La escena no pasó desapercibida para un transeunte que paseaba por la zona. Le indicó cómo debía maniobrar para salir de semejante atolladero, pero sin el resultado previsto. 

Poco a poco, al lugar de autos fue llegando más gente que tiró de móviles para inmortalizar la hazaña. Alertados por la situación, también se personaron allí agentes de la policía local que percibieron el estado de embriaguez del propietario del Mercedes.

Éste se negó a someterse a la prueba de alcoholemia:diós al permiso de conducir durante ocho meses, aunque se librará de pasar 120 días en prisión al carecer de antecedentes penales y reconocer los cargos que se le imputaban. Menudo lince.

A ver majo, por mucho que te jorobe estar en medio de una congestión de tráfico, jamás se debe actuar así. ¿Qué habría ocurrido si en ese momento hubiera caminado por allí un niño?

Imagen: YouTube. 

 

Lecturas recomendadas