Pasar al contenido principal

El conductor de este BMW M4 evita un accidente a 280 km/h por centímetros

bmw m4 evita accidente
El conductor de este BMW M4 evita un accidente a 280 km/h por centímetros cuando un Mazda3 se cruza en su carril en un tramo sin límite de velocidad de la Autobahn.

Como bien sabrás, la Autobahn, la red de autopistas de Alemania, cuenta con determinados tramos donde el pavimento, la visibilidad y el número de carriles permite que no haya límite de velocidad. Esos tramos se han convertido en un pequeño campo de pruebas donde muchos conductores ponen a prueba las prestaciones de sus coches, las graban y suben a YouTube. Pero esto no impide que ocurran accidentes, o que muchos vehículos se salven de ellos. Un ejemplo lo encontrarás en el siguiente vídeo, donde el conductor de este BMW M4 evita un accidente a 280 km/h por centímetros.

Quizá eres de los que lo desconocen, pero existe una misteriosa regla que determina que siempre se debe circular por la derecha y que el carril más a la izquierda es el que utilizan los vehículos que circulan más rápido. También es recomendable mirar al menos dos veces por el espejo retrovisor antes de cambiar de carril, para evitar accidentes y poner en peligro a otros usuarios de la autopista.

VÍDEO: un Porsche 911 GT3 a punto de quedar siniestrado por un camión

Volviendo al vídeo, puedes ver cómo el conductor de este BMW M4 circula a velocidades de hasta 280 km/h gracias al motor biturbo de 3.0 litros y seis cilindros de su coche. Alrededor del segundo 15 del vídeo verás como afloja el ritmo hasta que un Opel Corsa se cambia de carril y le deja vía libre para exprimir toda la potencia. Luego, casi al final del vídeo, el conductor pondrá a prueba los frenos de su M4 Coupé cuando un Mazda3 se cruza en su camino.

El conductor de este BMW M4 evita un accidente a 280 km/h por centímetros

Si prestas atención podrás observar que el conductor del Mazda cambia dos carriles para adelantar a un Ford Focus que circula por el carril central. El primer culpable de lo que ocurre es el conductor del Ford, por no circular por el carril derecho. El segundo es el del Mazda, por realizar esta temeraria maniobra sin cerciorarse de que no viene ningún otro vehículo por el carril izquierdo. Y, por último, aunque el que menor responsabilidad tiene, el conductor del BMW, ya que debería aminorar un poco el ritmo cuando pase al lado de coches más lentos.

Por suerte, los reflejos del conductor del M4, los frenos y neumáticos del coche y un poco de fortuna, impidieron que la secuencia acabara en un accidente serio. Ten en cuenta que el M4 reduce su velocidad desde unos 270 km/h a apenas 140 km/h en unos pocos segundos. No te pierdas el vídeo.

Buscador de coches

Y además