Pasar al contenido principal

Vídeo: derrapando con un tanque militar... ruso, claro

Ya en serio, ¿qué le sucede a esta gente?

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Derrapando con un tanque militar

Rusia es un país grandísimo en muchos más sentidos que el literal, pero algunos de sus habitantes están empeñados en que toda la comunidad digital piense lo contrario: hoy te traigo el vídeo de un grupo de soldados derrapando con un tanque militar que te va a dejar sin palabras. Bueno, quizá puedas articular algunas, pero probablemente no se puedan reproducir en horario infantil. 

¿Cómo te has quedado? Lo cierto es que, sin duda, los integrantes del ejército ruso podrían arrasar en cualquier conflicto bélico y no por su capacidad armamentística: tienen recursos para todo. Sí, los profesionales de esta ilustre milicia saben salir de cualquier atolladero en el que se puedan encontrar... y eso es fundamental a la hora de enfrentarse al día a día. ¿No me crees? Échale un vistazo a este otro vídeo en el que un piloto aparca su helicóptero para preguntar a un camionero por una dirección. Y después, me cuentas. 

¿Cómo se puede hacer a un coche ruso aún más ruso? Aquí tienes a un Lada con ruedas de tanque

Vale, puede que el protagonista de este vídeo donde podemos admirar a un grupo de rusos derrapando con un tanque militar no sea tan espectacular como los coches de las gymkhanas de Ken Block, pero hay que reconocerles el mérito. Según la información que figura en Internet sobre el vehículo se trata de un T-80 diseñado y fabricado en la antigua Unión Soviética. Tiene un motor de 614 CV... que tienen que lidiar con 46 toneladas. Sí, cada caballo mueve casi 75 kg. Para que luego te quejes de que los deportivos de hoy en día -aquí tienes los más vendidos en febrero en España- pesan demasiado. 

¿Habías visto alguna vez a alguien derrapando con un tanque militar? Pues ya puedes tacharlo de tu lista de cosas estúpidamente increíbles que jamás creíste que podrías ver en Internet. Ahora sólo te quedan... 2.458.395.859. Y subiendo.

Lecturas recomendadas