Pasar al contenido principal

En estos tramos frenar antes de un radar no evita la multa

Radares en cascada, como funcionan y qué multas te pueden poner
Así que anda con ojo

Es una conducta muy habitual. Circulando por una carretera a velocidad superior a la permitida el conductor se percata da la presencia de un cinemómetro y levanta el pie del acelerador, pero hay tramos en los que frenar antes del radar no sirve para evitar la multa.

Aunque llevamos solo unas semanas hablando de ello, lo cierto es que la Guardia Civil de Tráfico lleva tiempo aplicando la fórmula para evitar que conductores que circulan por encima de la velocidad permitida y la reducen metros antes del radar queden impunes. Lo llaman radares en cascada y supone la colocación de uno o varios radares en un reducido tramo. ¿Qué se consigue con esto? Detectar a conductores que superan los límites de forma continuada, los respetan cuando son conscientes de que pueden ser multados pero una vez rebasan el radar vuelven a correr más de lo permitido.

Radares en cascada o radares anti-frenazo

Conocer la ubicación de los radares de la Dirección General de Tráfico (también los del Servei Catalá de Trànsit o los instalados en el País Vasco) es totalmente legal. La DGT publica y actualiza cada cierto tiempo la lista de ubicaciones de los radares y es de esta información y de la que facilitan conductores en redes sociales y aplicaciones como Waze o SocialDrive de la que se sirven los avisadores de radar (permitidos por Ley, los prohibidos son los detectores).

El problema es que hay conductores que utilizan esta información para frenar justo antes de llegar al radar para pasar bajo o junto a este (según si está colocado en un pórtico, un poste...) a la velocidad legal y volver a superar el límite justo después.

Los radares en cascada o anti-frenazo pretenden evitar que esta costumbre deje impunes a infractores. ¿Cómo? Colocando otro radar u otros radares varios metros o kilómetros después del señalizado, donde el conductor no se lo espera.

El método de los radares en cascada lo emplean los agentes de Tráfico de la Policía Foral de Navarra, pero antes que ellos llevan tiempo usándolo los agentes de Tráfico de la Guardia Civil.

Estos nos informan de que lo habitual es colocar un radar móvil poco espacio después de uno fijo, pero también es frecuente colocar un radar móvil y un poco después, justo donde se sitúa el coche patrulla que debe notificar la sanción por exceso de velocidad se prepara un control de alcohol

Este tipo de controles  son más frecuentes en operativos especiales y en verano.

Etiquetas:

radares

Y además

Buscador de coches