Pasar al contenido principal

El Ford EcoSport 2018 ya está aquí: ¡cada día menos feo!

Paso a paso sigue mejorando. ¿Empieza a ser atractivo?

A tanto no creo que me atreva, pero sin duda el Ford EcoSport 2018 ya no tiene tantos motivos de peso para ser el coche feo de la semana. Ford acaba de presentar un nuevo restyling sobre este SUV compacto que mejora en numerosos aspectos, empezando por la estética y siguiendo por un interior que ahora luce mucho más tecnológico y de calidad. 

El nuevo frontal del Ford EcoSport se inspira en el de sus hermanos de gama, el Ford Kuga y el Ford Edge, y sin duda mejora a pasos agigantados. La parrilla sigue siendo demasiado grande para el tamaño del conjunto, pero el resto de elementos ahora consiguen una estética más uniforme. Los faros delanteros incorporan luces diurnas de tipo LED, que consiguen una aspecto más moderno.

 

Ken Block ya ha probado el Ford GT

 

La estética y la personalización en este tipo de coches es fundamental, por eso Ford ha optado por dotar al nuevo Ecosport de hasta 12 colores para la carrocería, así como el techo en color negro para aportar un toque de contraste. También se ofrecen nuevos tipos de llantas de 17 y 18 pulgadas en diferentes diseños y acabados: la parte trasera es probablemente la que menos cambia, pero el pequeño alerón en la parte superior aporta algo de dinamismo.

En cuanto al interior, los cambios son más importantes y ahora se ve más moderno y de calidad. Se inspira en el interior del nuevo Ford Fiesta y luce protagonista una nueva pantalla multifunción de 8 pulgadas que aglutina buena parte de las funcionalidades del coche, como el sistema de entretenimiento SYNC-3. Por supuesto, la última tecnología estará muy presente en el coche, con elementos como el control de crucero con limitados de velocidad o una cámara de visión trasera. 

 

 

En el apartado de la personalización, el interior del Ford EcoSport se podrá elegir con diversos materiales dependiendo de la versión: desde la tela hasta la tapicería de cuero y alcántara de la versión ST-Line. De manera opcional se podrán elegir elementos tan interesantes como un sistema de audio Bang&Olufsen de diez altavoces o las costuras en color rojo.

En cuanto a los motores, el Ford EcoSport 2018 incorpora por primera vez el nuevo motor diésel EcoBlue de 1.5 litros y 125 CV. Este nuevo motor estará asociado a una caja de cambios manual de seis marchas que enviará la potencia a las cuatro ruedas en un primer momento, para más tarde enviarla también únicamente al eje delantero.

La gama mecánica del Ford EcoSport 2018 se completará con el motor diésel TDCi de 1.5 litros y 100 CV, así como con dos versiones EcoBoost, ambas con una pequeña mecánica de un litro de cilindrada de 125 y 140 CV, aunque más adelante se añadirá también una versión con 100 CV. Motores modernos y eficientes para un SUV compacto que cada día luce mejor y con el que la marca del óvalo intentará, de una vez por todas, intentar plantar cara a los SUV compactos más atractivos del mercado como el Seat Arona o el Hyundai Kona

Lecturas recomendadas