Pasar al contenido principal

¿Qué hacer cuando se enciende el testigo de avería del motor?

Lo mejor: reza lo que sepas y espera que no sea mucho.

Avería reparar coche mecánico

Por lo general, llega un momento en la vida de todo hombre o mujer en el que hay que enfrentarse al testigo de fallo motor. Algo temido por cualquiera, y no sin razón. ¿Qué hacer cuando se enciende la luz de fallo motor? Pues, por el momento, lo mejor que puedes hacer es rezar todo lo que sepas y esperar que santa avería se apiade de ti y no sea mucho. No obstante, hay algunas cosas que sí que podrían ayudarte. ¿Cómo actuar? Pues te lo desvelo a continuación, permanece atento.

¿Qué hacer si se enciende la luz de fallo motor?

Para empezar, mantén la calma. Es lo primero que debes hacer si se enciende el testigo de fallo motor. Volverse loco tampoco tiene sentido y lo único que harías poniéndote de los nervios solo serviría para empeorar las cosas. Especialmente si te encuentras en marcha: ahí es cuando sí que debes tener la sangre muy fría. Llegados a este punto, detén tu vehículo en un sitio seguro y señaliza tu maniobra debidamente, primero con los intermitentes y después con el pertinente triángulo de emergencia.

Piensa, sobre todo, en que sería una locura tener un accidente por una avería que, al fin y al cabo, puede ser incluso leve. Lo siguiente que debes hacer es tirar de manual y ver el libro de instrucciones de tu coche, su biblia. Y es que en función de la marca del vehículo, es posible que puedas identificar el fallo por el que se ha encendido la luz, e incluso encontrar la solución a él in situ. También hay algunos modelos en los que cambia el color de la propia luz. No obstante, si es roja ya sabes que es algo malo, o muy malo.

Testigo de avería motor: esto es lo que significa

En este último caso, lo que tienes que hacer si se enciende el testigo de avería del motor es llamar directamente a la grúa y que vengan a por él, no sin antes apagar completamente el propulsor. De todas formas, es posible que tu coche no sea capaz de diferenciar entre fallos leves y graves. En ese caso, tendrás que servirte de tu propia intuición y de tus sentidos para averiguar más o menos qué es lo que pasa. O al menos para poder hacerte una idea generalizada.

Si se trata de una pérdida de potencia, el coche perderá fuerza al acelerar. No tienes por qué asustarte, a lo mejor la electrónica lo está protegiendo. Si expulsa humo por el escape es mejor que dejes parado el coche, pues podría estar estropeado el catalizador, lo cual te saldrá caro. En el caso de que algo suene raro en el motor, mejor quédate en el sitio en el que estás si prefieres no agravar la situación. Lo mismo si la temperatura es demasiado alta. Por último, si el coche no mezcla correctamente el aire y el combustible el motor consumirá más, pero podrás llegar conduciendo al taller más cercano.

Y además