Pasar al contenido principal

¿Han fracasado los motores downsizing?

downsizing
¿Qué ha pasado?

Lo que vieron muchos fabricantes como una salvación hace unos años parece que se ha convertido en un tropiezo. Ya hace unos cinco años algunos informes apuntaban a que los fabricantes estaban volviendo a fabricar motores de mayor cilindrada para hacer frente a las normativas. Y es que el downsizing era una forma perfecta de cumplir con lo que dictaba la Unión Europea, una solución momentánea que ha obligado a muchas marcas a retroceder. ¿Han fracasado los motores downsizing?

No te pierdas: Los mejores coches eléctricos de 2021. ¡Los elegidos por Top Gear!

Todos los fabricantes lo vieron como una gran solución. El downsizing conseguía, a priori, bajar el consumo y las emisiones de CO2, dos de los objetivos tanto por preocupación del cliente como por normativas que cumplir. Y, objetivamente, los fabricantes consiguieron mejorar los números de estos apartados con motores de menor cilindrada y la aplicación, en la mayoría de ocasiones, de un sistema de sobrealimentación con turbo.

Pero todo este argumento parecía estar metido en una burbuja que le separaba del mundo real y no tenía en cuenta otros condicionantes. Los protocolos de homologación no eran demasiado realistas en sus análisis de cada modelo. De la misma manera, el NOx entraba en juego y con él surgía la preocupación de sus niveles y lo poco efectivos que era el downsizing en este apartado.

Los estudios sobre esta particularidad de los motores de pequeña cilindrada con sobrealimentación eran numerosos. Los fabricantes decidían equipar estos motores con filtros antipartículas para reducir la emisión de partículas de estos bloques. Esto provocó que el gasto por motor aumentara, dado que estas nuevas normativas obligaban a las marcas a instalar numerosos sistemas para reducir emisiones sin centrarse en el famoso CO2. El coste aumentó y los fabricantes comenzaron a preguntarse si era viable seguir haciendo este tipo de bloques.

downsizing

Ejemplos como el de Mazda y sus Skyactiv han demostrado que los motores de mayor cilindrada son más eficaces, depende de cada caso, que los bloques que nacieron en la era del downsizing. Y a estos le han seguido otros, motores que se han posicionado por delante de estos anteriores y que han llevado al fracaso, en parte, a la idea de reducir por todos los medios la cilindrada.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o Top Gear.

Etiquetas:

Opinión

Y además

Buscador de coches