Pasar al contenido principal

Hoonigan hace realidad el Warthog de la saga Halo de videojuegos

Warthog de Hoonigan

El coche perfecto para una guerra futurista

Que algunos coches de videojuegos lleguen al mundo real no es algo nuevo. En 2013, el Banshee -un Dodge Viper ‘de marca blanca’- de GTA V se hizo real de la mano de West Coast Customs y, más recientemente, un VW Beetle de competición del Gran Turismo Sport ha sido fabricado por JP Performance. Ahora es el Warthog de Halo el que escapa de la consola.

Se trata de una de las últimas creaciones de Hoonigan, quienes se han propuesto junto a Microsoft recrear uno de los vehículos más reconocibles del universo de la Xbox, el cual ha llegado a saltar a otras sagas como Forza. No es la única réplica de este modelo que se ha creado, pero probablemente se trate de la más parecida al original.

Y es que, aunque puede que haya otras versiones aún más fieles al modelo de la saga de videojuegos, este además es completamente funcional. Se ha fabricado sobre el chasis de un ‘rock-crawler’, sobre el que se ha colocado una carrocería con paneles gastados, las luces características de este vehículo, ganchos de remolque, bidones de gasolina, etc.

Por otra parte, el interior también se ha configurado tal y como el del Warthog original, aunque lo único que no se han respetado son las proporciones. La cabina del modelo real es más corta y alta que la del videojuego, pero su estética no decepcionará a ningún fan y cuenta con ese aspecto duro y algo post-apocalíptico en consonancia con el resto del... ¿coche?

Asimismo, hay otros puntos que mencionar más allá de la estética. Comencemos con la suspensión, ya que también proviene del ‘rock-crawler’, de manera que cuenta con una gran articulación para poder avanzar por cualquier terreno. Esto se combina con unas grandes ruedas de 43” y un sistema de dirección a las cuatro ruedas.

Eso sí, lo que quizás es más llamativo es la mecánica. Hoonigan ha dotado al Warthog de un gran motor V8 biturbo de 7,2 litros. Proviene de Ford y desarrolla una potencia de nada más y nada menos que 1.060 CV, por lo que no faltará fuerza para enfrentarse a lo que sea en este vehículo.

Esta sorprendente creación ya se ha podido ver durante el estreno de la película Free Guy, protagonizada por Ryan Reynolds. Eso sí, si queréis conocer todo el proceso de fabricación y las primeras pruebas que se han realizado con él, en el canal de YouTube de Hoonigan se han publicado varios vídeos al respecto y aún llegarán más. Sin duda, un trabajo impresionante.

Etiquetas:

Motor Videojuegos

Y además

Buscador de coches