Pasar al contenido principal

Mercedes 350 SE: lo mejor de ayer y de hoy

Me llamo Mercedes 350 SE y vengo del futuro... Espera, ¿o han abierto el baúl de los recuerdos para crearme?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Faro Mercedes

Ya lo decía Karina: “cualquier tiempo pasado nos parece mejor”... Aunque seguramente los creadores de este estudio de diseño, Daniel Handler y Eugen Schlee, no conozcan la filosofía de esta cantante que marcó a toda una generación española (si a ti también, vete abriendo un plan de pensiones...) han querido rescatar los rasgos más atractivos de los coches del pasado y mezclarlos con lo más característico que está por venir. Con esa filosofía nace el Mercedes 350 SE (aquí puedes ver las imágenes).

En su faceta más nostálgica, estos diseñadores han abierto el baúl de los recuerdos y tomado como referencia el espectacular Mercedes W108... y eso se nota en el frontal y en la zaga, prácticamente rectangulares y verticales al suelo, grupos ópticos con forma cuadrada y abultados pasos de rueda. Sin embargo, no han querido pasarse de vintage y han añadido detalles como los retrovisores aerodinámicos, por ejemplo.

La idea no es para nada alocada... Mercedes quiere apostar en el futuro por la simpleza y elegancia en sus modelos y esto ya predominaba en el pasado, con superficies planas y líneas horizontales; además, no hay nada más que ver su última propuesta para confirmarlo: la escultura Mercedes Aesthetics A, un concept que adelanta el aspecto que tendrán los futuros compactos de la marca de Stuttgart.

Nuevo Mercedes CLA, Sculpture Aesthetics A (I)

En él desaparecen la mayoría de las líneas sobre la carrocería – como puedes ver en la galería de imágenes – y todo el diseño es mucho más fluido... ¿Qué vemos de esto en el Mercedes 350 SE? Pues si te fijas, la trasera es muy parecida a la del Aesthetics, así como la caída del techo.

Mercedes está cambiando su filosofía de diseño y aunque puede que nunca llegues a ver algo así en tu plaza de garaje, el Mercedes 350 SE de Handler y Schlee es una apuesta muy llamativa, sobre todo para aquellos que no saben si son más de clásicos... o de modernos.

Lecturas recomendadas