Pasar al contenido principal

Mercedes GLB 220d, ¿estamos ante la opción más sensata?

Prueba Mercedes GLB carretera
La gama diésel del Mercedes GLB se corona con este motor de 190 CV.

Conocido, probado, potente y muy eficiente. El Mercedes GLB 220d se coloca como la opción más prestacional de la gama diésel del Mercedes GLB. Hoy toca analizar alguna de sus claves y determinar si estamos ante la versión más interesante del Mercedes SUV más novedoso.

Lo primero que hay que recordar es la gama del Mercedes GLB, que de momento todavía es bastante escueta pero que podría seguir creciendo en los próximos meses. De momento, en estos momentos, cuenta con dos motores diésel, dejando el protagonismo de la gama a los propulsores de gasolina.

 

Gama del Mercedes GLB

Versión Combustible Motor Aceleración Consumo Precio
GLB 200 Gasolina 4L 1.3L 163 CV 9,1 s 6,9 l/100 km 42.675 euros
GLB 200d Diésel 4L 2.0L 150 CV 9 s 5,5 l/100 km 42.675 euros
GLB 200d 4MATIC Diésel 4L 2.0L 150 CV 9,3 s 5,7 l/100 km 45.000 euros
GLB 220d 4MATIC Diésel 4L 2.0L 190 CV 7,6 s 5,7 l/100 km 47.350 euros
GLB 250 4MATIC Gasolina 4L 2.0L 224 CV 6,9 s 7,9 l/100 km 55.000 euros
GLB 35 AMG 4MATIC Gasolina 4L 2.0L 306 CV 5,2 s 7,5 l/100 km 64.100 euros

 

¿Es el Mercedes GLB 220d el más recomendable?

Para saber cuál es la versión más recomendable del Mercedes GLB, lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño de este SUV, que a fin de cuentas, de compacto empieza a tener poco. Mide 4,63 metros, por lo que hablamos de un SUV de tamaño medio. El peso es el factor clave para determinar el motor que necesita. Hablamos de 1.735 kg en el caso de la versión 220d. Es un peso razonable y que con 190 CV debería mover con soltura al conjunto.

 

El SUV compacto de las siete plazas

 

Las prestaciones del Mercedes GLB 220d son buenas. Acelera de cero a cien en 7,6 segundos, mientras que homologa un consumo medio real (WLTP) de solo 5,7 litros por cada 100 kilómetros. Son cifras realmente interesantes, que combinan buenas prestaciones con un consumo muy reducido. La velocidad máxima del Mercedes GLB 220d es de 217 km/h.

 

¿190 CV o 150 CV son suficientes?

Si quieres viajar tranquilo, con la familia, para recorrer la mayor parte del tiempo por ciudad y por autopista, creo que con la versión de 150 CV puede ser suficiente. Debido a un peso más que razonable, consigue unas prestaciones aceptables, con una aceleración de 0-100 km/h en 9,3 segundos, aunque es reseñable decir que el consumo es exactamente el mismo que la versión de 190 CV, algo raro de ver en este tipo de motores.

Así de primeras, el motor de 150 CV podría parecer suficiente para los que buscan un SUV tranquilo para viajar relajadamente, pero viendo la escasa diferencia de precio y la inexistente diferencia en términos de consumo, el Mercedes GLB 220d cobra un nuevo sentido. Apenas 2.350 euros de diferencia (a igualdad de tracción integral) bien suponen una inversión en seguridad a la hora de adelantar y a la hora de poder contar con un extra de fuerza bajo el pedal derecho.

 

Mercedes GLB 2019

 

También existe la versión 200d sin tracción integral, pero sinceramente creo que en un coche así, y viendo la diferencia de precio o consumo, la tracción a las cuatro ruedas es un extra necesario. Las versiones de gasolina básicas no están disponibles con este tipo de tracción, por lo que para optar por un gasolina 4MATIC necesitas acudir a una versión con 224 CV, un consumo bastante elevado y un precio también por las nubes.

Dicho todo esto y poniendo todos los pros y los contras sobre la mesa, creo que el Mercedes GLB 220d 4MATIC es la opción más recomendable del nuevo Mercedes GLB. Con casi 200 CV, tiene potencia de sobras para un SUV de este peso y tamaño. La tracción integral le dota de un extra de seguridad sobre el asfalto y mayor capacidad en uso off-road. Y la diferencia de precio con la versión 200d con tracción integral no es demasiado elevada. 


 

Más:

SUV

Buscador de coches

Y además