Pasar al contenido principal

Así es el Mitsuoka Buddy, un RAV4 disfrazado de todoterreno americano de los 80

Mitsuoka Buddy

Un SUV japonés 'americanizado'

Los todoterrenos americanos de los años 70 y 80 son conocidos por todos. Han aparecido en innumerables ocasiones en todo tipo de películas y, aunque en España no se hayan vendido, nos hemos familiarizado en cierto modo con ellos. Ya han pasado muchos años desde que se fabricaron, pero ¿y si ese estilo regresara en un coche moderno? Esto es lo que define al Mitsuoka Buddy.

Es cierto, su nombre no es típicamente americano, y es que en realidad se trata de un coche japonés. En esencia es un Toyota RAV4 con una carrocería inspirada en el Chevrolet K5 Blazer de los años 80, formando una combinación que solo puedes amar u odiar. Las primeras reacciones han sido de lo más variado, pero lo que es innegable es que se trata de una idea original.

Detrás de este proyecto se encuentra Mitsuoka, un fabricante japonés especializado en coger coches modernos y aportarles un toque retro. Este es su primer SUV y, tras anunciarlo el año pasado, ahora han mostrado el aspecto la primera unidad fabricada. Está pintada en color ‘North Carolina Blue’, un tono azul pastel que combina con los toques blancos y cromados del resto de la carrocería y que recuerda al estilo del todoterreno americano en el que se ha inspirado.

En conjunto, el coche ahora luce mejor que en las primeras imágenes mostradas por la compañía y se caracteriza por una identidad única que combina dos épocas muy distintas. Por el frontal vemos un diseño muy similar a aquellos todoterrenos de los años 80, pero con unas líneas más redondeadas que se combinan con los elementos modernos del coche que sirve de base. La trasera también ha recibido cambios, pero aún no se han mostrado en el vídeo. No obstante, los teaser desvelados en el pasado año mostraban unos pilotos traseros verticales y un portón en dos colores con unos pliegues que hacían referencia en cierto modo al diseño del modelo de Chevrolet. 

Originalmente, la firma anunció que fabricarían un total de 150 unidades de este peculiar modelo, pero ahora han aumentado ese número hasta los 300 vehículos. El precio parte de los 4.697.000 yenes -unos 35.741 euros- para la variante con motor gasolina de 2 litros, un valor que asciende hasta los 5.250.300 yenes -unos 39.952 euros- para el modelo híbrido. ¿Quién se anima a comprarse uno?

Buscador de coches

Y además