Pasar al contenido principal

¿Qué tiene más piezas, un coche de competición Seat o una Ducati MotoGP?

Porque hay cosas en la vida que un auténtico petrolhead necesita saber.

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

No te pierdas: Prueba del Seat León Cupra 2017 es lo que hay que tener

¡Pregunta! ¿Qué tiene más piezas, un coche de competición Seat o una Ducati de MotoGP? Ambas compañías comparten el proceso artesanal en la fabricación de sus vehículos de competición, a pesar de que Seat Sport lo haga en Martorell y Ducati Corsé en Bolonia (Italia). 

¿Te has preguntado alguna vez cómo se fabrica el Seat León Cup Racer y una moto de carreras Ducati MotoGP? ¿Sabes cuánto pesan sus motores? Sé que tienes muchas dudas pero… No temas, aquí tienes datos muy curiosos sobre estas dos máquinas de la competición de Seat y Ducati

No te hagas el cuñado en la próxima conversación que tengas con tus colegas y echa un vistazo también al vídeo-reportaje que se han marcado… ¿Estás listo? ¡Tiempo!

 

Dos puzzles de miles de piezas

El chasis de un León de serie es la base para construir un coche de carreras. A esta estructura se le añaden las 1.400 piezas que permiten convertir un modelo de serie en un Cup Racer.  Sin embargo, las 2.060 piezas de una Ducati se montan sobre un chasis diseñado específicamente para la competición.

 

Hasta 277 horas de trabajo artesanal:

Desde la primera pieza, hasta que el vehículo está acabado, las manos de los mecánicos dedican 277 horas de montaje en el coche y 80 horas para ensamblar la moto.

Ducati MotoGP 2

 

El corazón de la máquina

170 kilos pesa el motor del León Cup Racer y 49 kilos el de la Ducati de competición. En ambos casos, es una de las primeras piezas que se monta. La diferencia estriba en que, en el caso del coche, éste se coloca con una grúa y, en el caso de la moto, se ancla al chasis a pulso entre tres mecánicos.

 

9 milésimas de segundo para cambiar de marcha

Ganar décimas cada vez que se cambia de marcha, es uno de los retos de los vehículos de competición. Ducati en MotoGP apuesta por la tecnología Seamless,  gracias a la que ya no es necesario usar el embrague, y permite el cambio en tan sólo nueve milésimas de segundo. Por su parte, el León Cup Racer opta por el cambio electrónico DSG de seis marchas con levas en el volante. 

 

Potencia bajo control

Los 267 km/h que alcanza del León Cup Racer y los 1.119 kilos se controlan con un sistema de frenos delantero de 378mm y seis pistones, mientras que la Ducati de competición cuenta con un disco de frenos de 340mm y cuatro pistones  para manejar los 350 km/h que alcanza y sus 157 kilos.

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear