¿Por qué Marc Márquez no cae bien a todo el mundo?

Marc Márquez es uno de los pilotos más queridos por la afición de MotoGP. Sin embargo, y como todo personaje público, también cuenta con aficionados que no simpatizan con él.

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Celebración título Marc Márquez MotoGP 2017

¿Por qué Marc Márquez no cae bien a todo el mundo? Recién coronado como campeón de MotoGP 2017, el piloto de Cervera sigue haciendo historia en el Mundial convirtiéndose en el más joven de todos los tiempos que ha alcanzado los seis títulos como piloto del Mundial. Un hombre querido por muchos, y también 'odiado' por unos pocos. Eso sí, con un garaje también envidiable: aquí tienes los coches de Marc Márquez

Hablamos de deporte de competición, y por tanto de aficionados que simpatizan con unos pilotos y con otros no. En el caso de Márquez se puede decir abiertamente que su carisma y eterna sonrisa le ganan el aplauso de buena parte de los seguidores del Mundial. Sin embargo, y como todo personaje público de gran relevancia, también tiene su particular grupo de 'haters'.

 

VÍDEO: El camino de Marc Márquez hacia su 6º título

 

Italia, por ejemplo, es uno de los países en donde más florecen los seguidores que no simpatizan con Marc Márquez. Esto se debe principalmente a dos razones. La primera de ellas es de sobre conocida por todos, el lance que tuvo con Valentino Rossi en la temporada 2015. Muchos de los tiffosi siguen recordando lo que pasó hace dos temporadas y tienen claro que el gran culpable de que Valentino no sumase su 10º título de campeón fue el propio Márquez. 

Malos gestos de estos haters

Esos aficionados, que son pocos, son los que la temporada pasada quemaron en Mugello un muñeco suyo y también los que obligaron a su club de fans a no viajar al GP de Italia por temor a sufrir represalias por parte de estos aficionados con muy mal perder. También los aficionados al piloto italiano repartidos por todo el mundo son los mismos que, en ocasiones, celebran las caídas o errores del piloto español. Un gesto horrible y antideportivo del que nadie debería sentirse orgulloso. 

Volviendo a España, Marc Márquez tiene a prácticamente todos los aficionados españoles metidos en el bolsillo. Pero como en todo, también hay alguna que otra excepción. Se trata de personas que miran con lupa todos y cada uno de los movimientos que hace el piloto de Cervera, aprovechando el momento para criticarle cuando presenta algún signo de flaqueza o no tiene su misma opinión en temas concretos que no tienen absolutamente nada que ver con MotoGP. 

 

 

Uno de esos temas fue la polémica de la bandera en su celebración del título. Márquez dejó claro en todo momento que no iba a mostrar ningún tipo de bandera más allá de la que representa a sus verdaderos aficionados, la del 93. Su decisión fue comprendida y celebrada por la mayoría, que como él piensan que nunca se debe mezclar política y deporte

 

Se dedica a ir en moto y ganar, pero para algunos no es suficiente

Pero esa opinión no es compartida por todos y algunos decidieron criticar esta decisión argumentando que el de Cervera tenía la responsabilidad y la oportunidad de mandar un mensaje con su campeonato mostrando la bandera de España. Un gesto que a buen seguro habría sido muy simbólico y que sin duda habría sido el protagonista en todas las cabeceras de los telediarios del domingo y de lunes. No lo hizo y esa pequeña parte de la afición no se lo tomó nada bien. 

En cualquier caso, Marc Márquez es un ejemplo dentro y fuera de la pista. Cuando corre siempre da el 100% y nunca especula, tal y como demostró en la carrera de Valencia jugándose una caída que podría haber comprometido su título de campeón. Una filosofía que le va a hacer ser uno de los mejores de la historia (ya lo es) y romper todos los récords. Los aficionados, en su mayoría, disfrutan de ver a un portento de la naturaleza como es este catalán de 24 años, aunque cuente también con su particular grupo de detractores. Y es que es imposible caerle bien a todo el mundo.

Lecturas recomendadas