Pasar al contenido principal

Radares Veloláser: dónde están y cuáles funcionan

Juegan al despiste...

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Radar Velolaser

Los radares Veloláser son los últimos dispositivos utilizados por la Dirección General de Tráfico para reducir el exceso de velocidad en las carreteras españolas y, por consiguiente, reducir los accidentes de tráfico. 

No te pierdas: La verdadera velocidad a la que multan los radares en 2018

Detectar los radares Veloláser es difícil, pero ese es principalmente su objetivo: pasar desapercibidos. Para que te hagas una idea, por su tamaño caben en la mano -miden menos de 50 cm-. Pequeños, sí, pero eficaces: pueden controlar dos carriles de diferente sentido de la circulación, registran velocidades de hasta 250 km/h y pueden diferenciar entre tipos de turismo.

Además, se pueden instalar y desinstalar en cualquier sitio con rapidez y se pueden controlar de manera remota, sin necesidad de que haya una patrulla, aunque hay veces que los encontrarás adosados al vehículo de la Guardia Civil.

 

 

Radares Veloláser: ¿dónde están?

Tan discretos son que es prácticamente imposible saber dónde están los radares Veloláser. Sin embargo, a través de Google Maps podemos encontrar un mapa con las principales localizaciones de estos dispositivos.

 

 

Además, desde SocialDrive informan de cuatro puntos a tener en cuenta para localizar los radares Veloláser; son, por ejemplo: el tiempo de medio de estancia en cada punto -es de 70 minutos-, su horario de trabajo habitual -un 44% de los casos constatados en jornada de mañanaespecialmente entre las 08.00 y las 13.00 horas y un 29% entre las 17.00 y las 21.00 horas- y sus ubicaciones más frecuentes.

Los trípodes (un 67%), los guardarraíles (un 15%), los coches (10%) y las señales de tráfico (7,5%) con las posiciones más recurrentes en los que puedes encontrarlos.

 

Radares Veloláser: ¿cuáles funcionan?

A mediados de mes, y gracias de nuevo a la información facilitada por SocialDrive (web), conocimos que los radares Veloláser ya estaban multando. Pero, ¿cuáles son los que funcionan?

Pues de momento, y según datos recogidos por la app, constan dos denuncias de los Veloláser por exceso de velocidad. Una de ellas, en el km.460 de la N-232, en Altable (Burgos).

Te interesa: Madrid gastará dos millones de euros en radares de emisiones

Esta vía es una carretera secundaria, así que si tenemos en cuenta que el primer objetivo de estos radares indetectables eran este tipo de calzadas, no es de extrañar que se activen en primer lugar todos los Veloláser situados en ellas.

Con esta información, por tanto, tu trabajo es prestar atención; porque se estima que un 25% de estos radares están en carreteras nacionales, un 30% en autovías y autopistas, un 30% en vías comarcales y un 15% en zonas urbanas. 

 

Lecturas recomendadas