Pasar al contenido principal

Madrid gastará dos millones de euros en radares de emisiones. Sí

Esto va en serio. Y da miedo.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Madrid

El consistorio de la capital parece haberse tomado en serio la reducción de la contaminación dentro de la ciudad... y por si Madrid Central no surtiera efecto por sí solo ahora llegan refuerzos: el equipo de Manuela Carmena invertirá dos millones de euros en radares de emisiones para poder controlar de una forma mucho más estricta lo que ensucia el aire cada automóvil que circula por la urbe. Sé lo que estás pensando ahora mismo y lo comparto. Pero no puedo escribir en este artículo tantos improperios al mismo tiempo. 

La caída de ventas del diésel dispara el nivel de emisiones de CO2

¿Te parece una auténtica caza de brujas la aplicación de la nueva normativa de la ITV 2018 y cómo la lectura del puerto OBD puede dar al traste con tus aspiraciones de seguir estirando la vida útil de tu coche algunos años más? Pues prepárate, porque el cerco a los vehículos más contaminantes parece seguir estrechándose sin un límite concreto a la vista: según informan nuestros colegas de Voz Pópuli, el Ayuntamiento de Madrid pronto se hará con varios equipos de medición de emisiones que permitirán a sus técnicos controlar la polución del tráfico rodado de la capital... de una forma incluso automatizada que no requerirá la supervisión de un agente. 

Aunque por el momento no existe demasiada información al respecto, lo cierto es que la medida encajaría muy bien en el plan de acción puesto en marcha por la alcaldesa madrileña para tratar de contener los niveles de contaminación del municipio que, en los últimos meses, han sobrepasado en varias ocasiones los límites impuestos por la Unión Europea. Los grandes damnificados de esta medida de control mediante los radares de emisiones serán los vehículos más antiguos y aquellos que, aun no habiendo alcanzado una edad suficiente como para ser considerados achatarrables, por falta de mantenimiento o averías no cumplan con los estándares impuestos por la reglamentación actual.

Sí, es más que probable que el artefacto de tu vecino con motor diésel y unos humos más negros que mi futuro empiece a tener serios problemas para circular. Y eso es algo que merece un aplauso. Aunque recibir alguna ayuda para cambiar a un coche nuevo tampoco estaría nada mal... ¡ay!

 

¿Te interesa echar un ojo a los coches nuevos del mercado? Aquí los tienes todos.

Lecturas recomendadas