Pasar al contenido principal

Un Renault Alpine 110, 'churrascado' en un rodaje de Top Gear

Menuda barbacoa

Imagen de perfil de Javier Prieto
Un programa ardiente de Top Gear

En el famoso programa de la BBC estamos acostumbrados a grandes proezas y algunas locuras. Sin embargo, está vez la situación ha sido más peligrosa de lo habitual. Resulta que un Renault Alpine 110 se ha quemado completamente durante la grabación de un episodio de Top Gear cerca de Mónaco. Afortunadamente, los presentadores y ocupantes del deportivo, Chris Harris, y su acompañante, Eddie Jordan, no sufrieron heridas... de milagrito.

Todo sucedió -más o menos- así. El lunes de la semana pasada, la pareja rodaba unas escenas a bordo del Renault Alpine A110 en unos tramos cerrados del Rally de Montecarlo. En un momento de la prueba se encendió un testigo luminoso que advertía de posibles problemas en el vehículo. Instantes después el equipo de grabación se apercibió de que se había iniciado un incendio debajo del deportivo. Inmediatamente alertaron de ello a los dos ocupantes. Al salir del interior del Renault, la intensidad de las llamas casi churrasca a las estrellas televisivas.

 

 

Chris y Eddie vieron cómo sus compis, que estaban en el 'lugar de autos' trataban infructuosamente de apagar el fuego con un extintor de mano. Y cuando llegaron los bomberos una hora después ya era demasiado tarde. El Alpine A110 había ardido completamente como si fuera una falla valenciana. Según los testigos del suceso el vehículo quedó calzinado en tan solo cuatro minutos. De momento se desconocen las causas del desastre.

Una fuente autorizada de Top Gear manifestó: "El pasado lunes se ha producido un incidente durante una filmación con un Alpine en Mónaco que quedó totalmente carbonizado. El fabricante está investigando lo sucedido. Afortunadamente, Chris y Eddie Jordan, sentado en el puesto de copiloto, pudieron abandonar el coche sin sufrir ningún tipo de daño". 

 

 

Harris, 'quemado' por lo sucedido, manifestó: "Desgraciadamente hemos perdido el coche y siempre es una lástima ver un modelo tan bonito destruido". Su colega catódico, Jordan, también 'ardía' de rabia: "Rodar por una sección del Rally de Montecarlo ha sido un sueño hecho realidad. El coche se sentía genial, muy ligero. Es una lástima que no completáramos la prueba, pero a veces estas cosas pasan".

 

Lecturas recomendadas