Pasar al contenido principal

Skoda Citigo 2017: cambios a su (pequeña) medida

¿Sigue siendo el mismo?

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez

El pequeño de los checos, el Skoda Citigo 2017, llega con pequeños cambios a su medida, como son el frontal, la trasera y un equipamiento tecnológico más completo. Este ‘restyling’ mide 3,59 metros de largo (algo más que la anterior generación), 1,64 metros de ancho y 1,47 metros de alto y estará disponible en carrocería de tres y cinco puertas.

Míralo cara a cara y te darás cuenta de que, como parte del ligero maquillaje que ha recibido, encontramos una nueva parrilla, capó, paragolpes y luces antinieblas direccionales. En el interior también hay detalles como el salpicadero en dos colores disponible para los acabados más alto, instrumentación rediseñada, asientos ergonómicos, volante multifunción y control del climatizador automático (disponible desde el nivel Ambition).

Prueba Skoda Fabia Montecarlo: mucho más que un apellido

El apartado de seguridad del Skoda Citigo 2017 no ha quedado descuidado en el restyling: cuenta con frenado de emergencia precolisión, que se activa a velocidades superiores a 20 km/h.  De serie incluye ESC, cuatro airabas, bloque de diferencial electrónico (EDL), puntos de anclaje Isofix en los asientos traseros y control de arranque en pendientes. Una propuesta interesante para los coches urbanos de 2017.

En el apartado mecánico, el nuevo Skoda Citigo 2017 cuenta con dos mecánicas gasolina de tres cilindros 1.0 que ofrecen potencias de entre los 60 y los 75 CV. La primera de ellas, la de 60 CV, de entrada en la gama, declara un consumo de solo 4,4 l/100 km, misma cifra que ofrece el 75 CV sobre el papel. Las versiones 'GreenTech' de ambas versiones reducen el consumo unos 0,3 l/100 km.

El pequeño de la casa cuenta con la caja de cambios manual de cinco velocidades y también está disponible la automatizada. Ambas han sido tratadas para que sean ligeras, pesando la manual 27 kg y la automática (conocida como ASG), menos de 30 kg; en este último caso, esto provocará, según la marca, que el Citigo consuma menos (0,1 litros/100 km) y sea por tanto más eficiente.

Habrá edición Montecarlo también del nuevo Skoda Citigo 2017, inspirada en los rallys: un chasis más deportivo, rebajado en 15 mm, spoilers delantero y trasero y un estilo general inspirado en el mundo de la competición. La parrilla y las carcasas de los retrovisores en color negro combinan con los asientos en color rojo Montecarlo, llantas de aleación de 15 pulgadas Crux y luneta y ventanas traseras tintadas. 

Lecturas recomendadas